5 de julio de 2011

Madre Maria: El despliegue de la Luz

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Mis Hijos bien amados, les agradezco vuestra recepción. Doy Gracia por vuestra Presencia, aquí y a otras partes. Vamos en primer lugar, si lo quieren, antes de dejar lugar a las palabras, dejar lugar a nuestra comunión, a nuestro Amor. En un espacio de comunión, silencioso, vamos, juntos, ustedes como yo, a reunirnos en una comunión de Espíritu, antes de que les diga, a través de palabras, lo que tengo que decirles durante este período que precede el despliegue de la Luz. Entonces, juntos, acogemos nuestra comunión de Amor.

… Efusión Vibratoria…

Mis Niños bien amados, aquí se abre a ustedes el tiempo de vuestra Resurrección. Las Cruces han sido franqueadas. Las reversiones efectuadas, las Estrellas de vuestra cabeza en adelante se convierten en Puertas a través de las cuales la Luz va a poder desplegarse en vuestro cuerpo, permitiendo, por senderos particulares, de realizar, por la intervención del Ángel Metatrón, en poco tiempo, el despliegue de la Luz, en ustedes como sobre el conjunto de esta Tierra. Esta última trompeta y este último despliegue firman el retorno del Cristo, tal como había partido. Ya presente en vuestro Éter, el se revelará ahora en vuestro Templo Interior. A medida que se abran a Él, el se abrirá a ustedes, con el fin de permitirles, si tal es vuestra Vibración, extraerse en armonía de este tiempo particular que va a vivir la Tierra. Siempre se lo hemos dicho que la puerta es vuestro Corazón y que para llegar a vuestro Corazón y para abrir la puerta del Corazón, era necesario pasar la puerta estrecha, la que les permite penetrar, hasta cierto punto, la Dimensión del Espíritu, de lo que ustedes son, la Dimensión de la Eternidad.

El despliegue del Cubo Metatrónico, en vuestra estructura como en la Tierra, es exactamente el medio de realizar el estado Crístico, de tomar conciencia de una serie de elementos concernientes a la Verdad, concerniente a la Ilusión y concerniente a las ruedas y los mecanismos en los cuales están aún presentes. Esta Resurrección necesita el pasaje de esta estrecha puerta, la transformación y la transcendencia total de todo lo que está vinculado a la vida que conocen, para penetrar en la nueva Vida. Esta penetración no es una muerte en el sentido que lo comprenden sino una forma de crucifixión que los lleva, colectiva e individualmente, a abrirse a Él, de cesar todo lo que no es verdadero, de hacer cesar todo lo que no es la Verdad.

Eso se activa bajo vuestros ojos y en vuestra Conciencia, a partir de la intervención del Ángel Metatrón. Así pues, asistirán, donde sea que estén sobre esta Tierra, a esto que podríamos llamar la Revelación Última previa a vuestro retorno en el Espíritu. Más que nunca, el Corazón va a ser vuestro salvoconducto y la única Verdad esencial a preservar y a manifestar. Contamos con todos vosotros, donde sea que estén sobre este planeta, cualquiera que sea el grado y la fase de vuestro desarrollo hacia esta nueva Conciencia, para sostener el despliegue de la Luz, sus efectos como sus reacciones sobre el conjunto de la humanidad. Por supuesto, no les ocultaré que, paralelamente al establecimiento de esta Alegría Interior, numerosos elementos perteneciendo, no a la Alegría pero sí a lo que ha sido falsificado, deben desaparecer completamente, para dejar lugar neto a Él que viene. Habrá por supuesto, sobre esta Tierra, elementos y acontecimientos desconocidos hasta el presente. Recuerden que lo que ven vuestros ojos y lo que verán vuestros ojos no puede corresponder a la Verdad ya que la única Verdad es vuestro Corazón, vuestra Conciencia, que es independiente y que va a volverse independiente, cada vez más, de las circunstancias mismas de este mundo. Tienen pues que consolidarse en la Alegría, en vuestra Verdad Interior, en vuestra Presencia Cristo ya que en su seno, estarán en la Verdad pero, también, se acercarán a la Unidad en un espacio, por la acción de Gracia, totalmente impermeable a las cosas que serían contrarias.

Deben por lo tanto hacer un esfuerzo con el fin de progresar aún más rápidamente en la estabilización de vuestro Fuego del Corazón o en su aparición, sostenidos y guiados por el despliegue del Cubo Metatrónico, ilustrando la Vibración que muchos de entre ustedes perciben, alrededor del punto ER de vuestra cabeza. Los nuevos senderos que van a desplegarse, como se los dirá el Señor Metatrón, van a aportarles elementos esenciales a vuestra nueva estabilidad, a vuestra nueva vida, ya que ella también, está finalmente llamada a aparecer ante vuestros ojos. Muchos de ustedes comenzaron a percibir las modificaciones del Éter de la Tierra, y el Éter del Sol, confirmándose, por lo mismo, la mutación en curso sobre el conjunto de este sistema solar. Recuerden que lo que viene es sólo Luz, la más pura y la más auténtica de las Luces, y que nada de lo que vuestros ojos verán podrá ser visto como cualquier alteración de la Verdad sino, al contrario, un develamiento de la Verdad. El conjunto de la Tierra va a participar, a su manera, en su propia Resurrección. Como ya lo saben, todo lo que está vinculado a lo antiguo, todo lo que está vinculado a lo que había sido alterado, sobre Tierra como en ustedes, debe dejar el lugar a lo nuevo. Lo que puedo decir, es que todo pasará de maravilla, en lo más perfecto de las armonías Interiores, aunque, por supuesto, como siempre, en una forma de pelea de honor o de deshonor, ciertas fuerzas, aún presentes por poco tiempo en la conciencia de la Tierra, van a intentar e intentarán hacer pasar eso por otra cosa que lo que eso es. De vuestra mirada, desde vuestro punto de vista, de vuestra lucidez, también, el Amor estará presente o no estará.

El Fuego de la Tierra, el Fuego del Espíritu, el Fuego del Corazón van a encontrarse con motivo de este despliegue de la Luz, realizando, en ustedes, la última etapa de la alquimia Interior. Una gran Alegría será vuestro consuelo. La percepción cada vez más clara y precisa del mundo de la nueva Vida les aparecerá cada vez más. Para muchos de entre ustedes, van a sobrevenir elementos durante vuestras noches, en vuestros sueños, anunciándoles, preparándoles a algunos elementos y a algunos acontecimientos. No descuiden las signos y las señales que van a dárseles de esta forma ya que participan, de manera indiscutible, en lo que está previsto para ustedes por la Luz y por su propio Espíritu. Aprendan a delimitar bien lo que es esencial de lo que no lo es. Aprendan a observar las señales en ustedes, de manera cada vez más precisa, como los signos en el Cielo y sobre la Tierra. Estas informaciones, a partir del momento en que vuestra Conciencia se lleva allí, les serán accesibles de manera muy natural, sin pasar por los medios que llaman; medios de comunicación, cualesquiera que sean, los consolidarán en la Verdad de vuestra Vibraciones, en la Verdad de lo vivido y de vuestra transformación. La Resurrección, la Crucifixión que les permite pasar, en totalidad, del deseo al Ser, será vivida de acuerdo a la manera en que hayan aceptado e integrado la posibilidad de esta transformación.

Estén atentos a lo que les dice vuestro cuerpo, a eso que les dicen las Vibraciones incluso de la Luz en ustedes. Estén atentos, también, a los sonidos que oirán. La modificación de estos sonidos, vuestros propios sonidos como la aparición del sonido del Cielo y el sonido de la Tierra, en algunos momentos y en ciertos lugares, que será para ustedes una ayuda preciosa para lo que deberán vivir. Esos momentos, que lo sepan de verdad o todavía no, en que están precisamente en las condiciones en que están hoy, para vivirlo, y están estrictamente, en esta Matriz, en el lugar exacto que debe ser el vuestro para vivir lo que debe vivirse. Muchos de entre ustedes, incluso sin tener plena Conciencia, han venido para eso, en este momento. No hablo, por supuesto, de la caza con trampas en la Matriz sino de estar en ese momento preciso, a esa edad, en ese lugar, en ese momento. Como ya lo saben, a través de esta transformación, la separación entre las Dimensiones, que estaba puesta sobre este mundo, van completamente a desaparecer en este espacio de tiempo. El despliegue de la Luz es la causa primera y la función final. Estén atentos a todo lo que hace vuestro Ser Interior. Estén atentos en permanecer alineados, pacificados. Lleven vuestra Atención y vuestra Conciencia, enteramente, hacia la Unidad, hacia la Alegría ya que lo que viene es de verdad del orden de la Alegría. Estén presentes en ustedes, cada vez más, ya que será en la Conciencia que manifestarán, viviendo lo que debe vivirse ahora, que podrán amar y servir a los que son cercanos a ustedes como a los que están distantes. Recuerden la humildad y la simplicidad apropiada puesta en todo lo que pase, para la Luz, para su despliegue, en el momento presente que viven a cada instante. Recuerden también la inteligencia de la Luz, en cuanto a las circunstancias mismas de lo que tienen que vivir, permitiendo vivir todo eso en la ligereza.

Se les comunicarán una serie de elementos, concernientes a las funciones precisas del despliegue de la Luz, a nivel de la Conciencia, así como los lugares del cuerpo correspondiendo a estas Puertas, las de vuestras doce Estrellas, abiertas en adelante en vuestro cuerpo. El hecho de conocer internamente estas Vibraciones en estos puntos del cuerpo podrá ser una ayuda para ustedes pero, también, para el conjunto de vuestros Hermanos y vuestras Hermanas. De la misma forma que terminaron la Merkabah interdimensional colectiva, la terminación de este despliegue de la Luz, por vuestro cuerpo y por el conjunto de la Tierra, permitirá la Resurrección, en el momento querido y venido, de la Tierra y el conjunto de las Conciencias que ella porta. El conjunto de mis Hermanas, el conjunto de las fuerzas Unificadas están en adelante a vuestras puertas y en vuestras Puertas: las vuestras, esas de vuestro cuerpo, como las de este planeta. Mientras vuestra Conciencia sea estrictamente llevada al Corazón, mismo si por el momento, no perciben aún el calor y la Vibración, no arriesgan estrictamente nada en el sentido de vuestra vida, aquí, pero tomarán conciencia que la verdadera Vida no está ahí y eso es, lo más importante. Del trabajo de cada uno, de alineación, de Vibración, depende en parte la forma en que la humanidad vivirá lo que a de vivir, en el momento querido y venido. Vuestro papel de estabilización es pues, hasta cierto punto, parte esencial. Por supuesto, no están solos para eso. El conjunto de los Corazones presentes sobre este planeta están conectados. Esto no es una vista de la ilusión sino una vista real de lo que es. Así pues, pueden contar los unos con los otros, incluso sin ninguna proximidad, por el vínculo indefectible de la Merkabah interdimensional y del trabajo que realizan a 19hs. (hora de Francia) y que se hará cada vez más evidente y potente.

Volveré de nuevo a ustedes en el momento en que Señor Metatrón acabe el despliegue de la Luz. Les doy pues una cita formal, en Espíritu, en Verdad y en palabras, para 11 de Agosto de vuestro próximo mes, a las 11hs. (hora francesa), en que estableceremos una nueva comunión, colectiva, mucho más intensa, a causa del despliegue de la Luz Vibral. Durante este período preparatorio al despliegue de la Luz realizado por Señor Metatrón, así como el Ángel Uriel y el Ángel Anael, intenten pacificar al máximo lo que debe ser. Pulan, de alguna manera, la acción de la Luz en ustedes, pasan a ser cada vez más lo que son. Recuerden vuestra apelativo de Niños de la Ley de Uno, de Semillas de Estrellas ya que, en estos apelativos, todo está dicho y todo se consuma.

Contamos con ustedes como ustedes cuentan con nosotros, a fin de realizar este Gran Obra en su última fase. El despliegue de la Luz les llevará concretamente a realizar, realmente, muchas cosas. Algunos por otra parte ya tuvieron manifestaciones. Los potenciales no son los mismos para todos. El despliegue de la Luz no causará los mismos efectos para todos pero estén seguros que cada uno descubrirá cosas importantes para sí mismo y para la vida que tiene que llevar, a caballo entre la antigua y nueva vida.

Soy María, Reina de los Cielos y de la Tierra. Vamos, si lo quieren, terminar mi intervención y nuestra comunión por otro momento de comunión, en el silencio. La preparación y la finalización desarrollándose durante este período, permite a los de entre ustedes que aún no vivieron las manifestaciones del Êtreté, de vivirlo en toda lucidez, consolidándolos entonces en vuestra fe y en vuestra Verdad. Les digo hasta muy pronto. Comulguemos, por lo tanto, juntos, en este espacio como en todos los espacios donde me han acogido.

… Efusión Vibratoria…

Hasta pronto, con todo mi Amor.

Canalizado por: Jean Luc Ayoun

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...