4 de julio de 2011

PADRE CREADOR - SEAN Y HAGAN

Mis amados hijos, aquí estoy, una vez más, para reiterarles mi pedido de mirar dentro de sí mismos, para reiterarles encarecidamente, que se detengan en su diario vivir, y busquen dentro de sí, un poco de mi, que ustedes son, y aun no reconocen como verdad, como real.

Aun muchos de mis hijos, piensan que es una ilusión, ó bien, una falacia, que puedan ser como su Padre Creador, y por supuesto, que jamás podrán ser como yo, si siguen teniendo las falsas creencias de que no es posible que lo sean.

Para que puedan manifestar el ser divino que son, deben comenzar aceptando que lo son, que es real, que no es invento de la nueva era, ó bien un motivo para tenerlos ocupados en algo.

No mis hijos, ustedes son como yo, son como su Padre, pero antes de poder manifestarlo, deben creer que así es, no podrán jamás manifestar algo, de lo que creen, no son capaces, o es irreal.

Entonces, mi llamado hoy, a cada hijo que me lee, es que atienda al llamado de su corazón, que atienda al llamado de su alma, a ser lo que verdaderamente son, y han venido a “ser” en este planeta… a “hacer” mi niña… a ser y hacer.

Recuerden que esta información la tienen ustedes dentro de sí, no está afuera, jamás la encontraran en libros, ó en cursos psicopedagógicos, no. Lo encontraran, únicamente viendo, sintiendo y estudiando a su propio corazón.

Nosotros podemos ayudarles a recordar lo que son, podemos ayudarles a activar, ó mejor dicho, venimos a recordarles sus capacidades, la que por tantos años han tenido, pero no podemos hacerlo sin su consentimiento, no podemos hacerlo, si ustedes no hacen el pedido de ayudarles, y eso mis hijos, también lo hacen desde su corazón, desde lo que sientan, es posible suceder en sus vidas.

No vale pedir de la boca hacia afuera, sin haber pasado por sus corazones, los pedidos deben ser guiados por el motor que lo mueve todo, y ese es el amor… tampoco lo moverán los intereses particulares, ó las ganas de superarse frente a sus hermanos, pues nadie es superior a nadie, todos han venido de mí, y vendrán a mí, más tarde ó más temprano, pero siendo iguales a mí, todos.

Así que mis hijos, acá dejo estas palabras para que reflexionen, para que entiendan que la venida hacia el Padre, la venida hacia la luz que soy yo, solo puede ser hecha por cada uno de ustedes, desde lo que son en sus corazones, y no en sus mentes, ni sus egos.

Ahora me retiro hasta una próxima oportunidad, esperando que mis palabras sean escuchadas, y más que eso, aplicadas en sus vidas.

Les amo profundamente a todos, y a ti hija, gracias por hacer mi voluntad en la tierra, al igual que muchos otros hijos, que tal vez no conozcas, pero que están al igual que tú, a mi servicio incondicional. A todos ellos, mi amor les arropa y sostiene, en estos momentos difíciles que viven junto al Planeta Tierra, nuestra amada Gaia.

Hasta pronto mis hijos. Mi amor les guíe de retorno a su hogar, de donde jamás han debido salir, pero que así fue decidido que fuera.

Hasta pronto

Ana Paula (SaräAmma)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...