5 de julio de 2015

Posible base secreta extraterrestre en la Antartida

Al navegar por Google Earth puede que te encuentres con dos entradas grandes y misteriosas que parecen entrar bajo la superficie de la Antártida.

En la opinión de algunos observadores, podría ser cuevas naturales, formados con el tiempo debido a las condiciones climáticas intensas al que es sometido el continente antártico.

Pero según a los ojos de Scott Waring puede ser las entradas que llevarían a una base militar secreta, o incluso una extraterrestre.

[Ver también: ¿Qué hay bajo el lago Vostok?]

En el vídeo difundido por el cazador de anomalías, esta también la imagen de un objeto que Waring cree que es un enorme platillo volador enterrado bajo el hielo y que está saliendo a la luz por el derretimiento del glaciar.

“Muy interesantes y fascinantes imágenes de Google Earth, parecen indicar dos posibles entradas de una base extraterrestre, o por lo menos hacia algo, además de un enorme objeto con forma de disco enterrado en el hielo. Si hay bases extraterrestres en la Antártida, seguro que hay extraterrestres en el interior.” Scott escribe en su blog.

Los comentarios de Waring parecen aceptar una conexión entre las dos grandes entradas y el supuesto OVNI estrellado que se encuentra en el deshielo en las islas Sandwich del Sur

Desafortunadamente, las imágenes mostradas en el vídeo que muestran el platillo ya no están disponibles en Google Earth, por lo que es imposible confirmarlo independientemente.

Sin embargo, las dos entradas son claramente observables, con el fin de plantear la cuestión en su artificialidad. En las fotos, parece que una de las entradas tiene una cúpula o domo de metal. Según algunos, esto podría sugerir que es una cavidad artificial.


Las dos cavidades se observan usando Google Earth y Google Maps con las siguientes coordenadas:

-66° 36′ 12.58″, +99° 43′ 12.72″ | -66° 33′ 11.56″, +99° 50′ 17.46″

Ambos muestran las coordenadas de las entradas en las cavidades rocosas. Según análisis de Waring, el primer túnel parece tener un diámetro de 90 metros de altura con el Domo, de aproximadamente 30 metros.

Ahora, la cuestión es simple: ¿Si los túneles no son de origen natural, quien o que las construyo? ¿Los túneles son recientes o son artefactos de otra época, cuando la Antártida no estaba cubierta con hielo?

Es interesante notar que el famoso mapa de Piri Reis, muestra el continente antártico sin hielo, lo que sugiere que la capa de hielo que la cubre es un fenómeno geológico reciente.

[Ver: El mapa de Piri Reis]

Entre las hipótesis, hay quien creen que las dos entradas — si son eso — están vinculados a ciertos acontecimientos tras la II Guerra Mundial, ya que se ha sugerido durante mucho tiempo que un presunto escape de la jerarquía Nazi tuvo como destino la Antártida, donde existen bases militares equipadas adecuadamente para su supervivencia.

Un excelente documental ruso del 2006 revela nueva información sobre la expedición a la Antártica por la Armada de los Estados Unidos en 1946 entre los cuales estuvo el Almirante Richard Byrd.

La expedición terminó después de 8 semanas con "muchos muertos". En lugar de desmentir las considerables pérdidas humanas, el Almirante Byrd se hizo cargo en una conferencia de prensa celebrada en Chile que su Fuerza Especial estuvo frente a un enemigo nuevo y formidable, capaz de volar desde el polo norte al polo sur a velocidades increíbles".

Después del colapso soviético en 1991, la KGB libero archivos previamente clasificados que arrojaban luz sobre la Operación Highjump (Salto de Altura). Los informes de inteligencia obtenidos de espías soviéticos integrados en los Estados Unidos revelaron que la Armada estadounidense envió embarques para encontrar y destruir una base secreta Nazi.

En el camino, los soldados encontraron una fuerza poderosa y misteriosamente hostil que atacaron al destacamento destruyendo muchas naves y un número significativo de aviones. De hecho, la Operación Highjump sufrió muchas muertes, como se indica en el informe de la conferencia de prensa celebrada en Chile por Byrd.

Según algunos, a pesar de la desinformación de la inteligencia estadounidense, la Operación Highjump representa el primer episodio histórico conocido que marcaron una batalla directa entre las armadas de los Estados Unidos y una fuerza alienígena desconocida oculto en algunas de las estructuras subterráneas de la Antártida.

Sin embargo, las misteriosas entradas que se encuentran en el Polo Sur podrían solo ser una mera cavidad natural que se extiende por debajo de la superficie del continente polar. O ser cavidades artificiales que son utilizadas como entradas a bases secretas alinigenas. Si la última hipótesis es correcta, entonces podríamos tener una respuesta de las fuerzas históricas que han atacado al contingente dirigido por el Almirante Byrd a principios de 1947.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...