5 de abril de 2011

¿CRÁNEOS AUTÉNTICOS O DEFORMADOS?


CRÁNEO TERRESTRE DEFORMADO POR LOS INDÍGENAS


CRANEO AUTÉNTICO DE EXTRATERRESTRE

(RAZA DE LOS XILONES)


CRANEO AUTÉNTICO DE EXTRATERRESTRE

(RAZA DE LOS MORALES)





Médium: Jorge Olguín.
Interlocutor: Horacio Velmont.
Entidad que se presentó a dialogar: Ron Hubbard, fundador de Dianética y Cienciología.
SESIÓN DEL 17/1/06

Interlocutor: ¿Maestro Ron?

Ron Hubbard: Aquí estoy de nuevo con ustedes…

Interlocutor: ¿Empezamos directamente con las preguntas?

Ron Hubbard: De acuerdo.

Interlocutor: Paso ahora al tema de lo que se ha dado en denominar “Cráneos deformados”. Leo el informe para que quede grabado :

En el Museo Arqueológico de Lima, Perú, hay una vitrina que muestra una colección de cráneos de muy extrañas formas. También se puede encontrar más material de este tipo expuesto en el Museo de Ica, Perú, y otros museos arqueológicos de Sudamérica. Generalmente están rotulados como "cráneos deformados por práticas rituales" o algo similar.

Los datos que se poseen sobre estos cráneos son incompletos, lo que hace difícil saber cuál fue el contexto en que pueden haber convivido con otros hombres, definir su antigüedad y cuál es su origen. Hay cráneos muy distintos entre sí, como si provinieran de diferentes especies, similares aunque con diferencias con el género humano.

¿Anomalías Provocadas?

Lo primero que llama la atención en estos cráneos es su tamaño y forma. En base a sus formas, más que nada, los especímenes fueron clasificados en cuatro grupos, a los que han bautizado como "Coneheads" ("Cabeza cónica", como los extraterrestres de la TV), tipo "J" y tipo "M". Hay uno más, posiblemente el más antiguo, que ha sido bautizado "premoderno".

Al publicarse por primera vez algunas fotos de estos cráneos en Internet, en la discusión que se generó de inmediato aparecieron muchos partidarios de la idea de que estas formas raras se deben a deformaciones intencionales de los cráneos que fueron aplicadas por razones rituales, estéticas o religiosas; una costumbre conocida de, por ejemplo, la antigua Nubia, Egipto y otras culturas. La deformación se producía en los niños desde muy pequeños, aplicándoles presión por medio de tablas, cintas de cuero, ataduras de tela y otros artefactos que, debido a la compresión constante, lograban que los cráneos se deformaran y crecieran con formas no usuales, la razón era pura estética, de igual manera que los chinos reducían los pies de sus mujeres.

Lo cierto es que cualquiera que sea el método que se aplique, el proceso lleva a cambiar la forma pero nunca el volumen, ya que la deformación, debiéndose a una compresión, jamás podría aumentar la capacidad craneana.

Los cráneos deformados por estos métodos rituales mantienen la capacidad en centímetros cúbicos que se conoce en los humanos, mostrando deformaciones por presión en la frente, laterales y hasta la nuca. En cambio los cráneos de este estudio, con forma de cono por lo general, aunque hay otras clases de deformidades, no se parecen en nada a los resultantes de las maneras usuales de deformar los cráneos, un hecho que los antropólogos han aceptado.

Ron Hubbard: Hay cráneos que pertenecen directamente a seres extraterrestres, y eso lo puede ver cualquier arqueólogo con un poco de renombre…

Interlocutor: ¿Estamos hablando de extraterrestres que han desencarnado?

Ron Hubbard: Por supuesto.

Interlocutor: ¿Y éste es todo el misterio?

Ron Hubbard: Así es. Lo que ocurre es que siempre habrá detractores que digan “esto fue prefabricado”, “esto está armado”…

Interlocutor: ¿Usted percibe los cráneos que estoy señalando con el dedo en esta lámina?

Ron Hubbard: Sí…

Interlocutor: ¿Todos pertenecen a la misma raza?

Ron Hubbard: No, hay dos razas distintas.

Interlocutor: ¿En qué zona estaban? ¿Estaban con los Mayas, con los Aztecas?

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿Qué razas eran?

Ron Hubbard: Había una raza muy similar a la humana, pero más pequeña… Medirían alrededor de 1,40 m, como los seres de Antares 4…

Interlocutor: ¿Es el cráneo pequeño que estoy señalando ahora?

Ron Hubbard: Correcto… Después había una raza de Grises, altos, pero de cerebro no tan inflado como otro tipo de Grises. El cráneo era muy similar al del Homo sapiens pero más achatado y más largo.

Interlocutor: ¿Y el primer cráneo que señalé a qué raza extraterrestre pertenecía?

Ron Hubbard: No es una estrella conocida…

Interlocutor: ¿A qué distancia se encuentra?

Ron Hubbard: Está más o menos a 550 ó 600 años luz, pero reitero que no figura en las cartas astronómicas.

Interlocutor: ¿Y cómo los astrónomos podrían encontrar esa estrella?

Ron Hubbard: Apuntando el telescopio hacia el lado de Vega.

Interlocutor: ¿Podríamos llamarlos de alguna manera?

Ron Hubbard: Sí, ellos son los Xilones.

Interlocutor: ¿Y la de los Grises?

Ron Hubbard: La de los Grises es una raza que esta bastante difundida en todo lo que es la Galaxia… Son los Morales, pero aclaro que no tiene nada que ver con lo que en la Tierra se llaman “morales”… Se llaman así porque su estrella se llama Moral.

Interlocutor: ¿Está en nuestras cartas astronómicas?

Ron Hubbard: No, no están.

Interlocutor: ¿A qué distancia estaría?

Ron Hubbard: Aproximadamente a 600 años luz, pero no para el mismo lado de Vega, sino hacia Antares.

Interlocutor: ¿Cuánto tiempo estuvieron estos extraterrestres aquí?

Ron Hubbard: Aproximadamente 600 años.

Interlocutor: ¿Algunos cráneos no pertenecen a extraterrestres sino que fueron armados?

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: Quiénes deformaron esos cráneos.

Ron Hubbard: Los indígenas.

Interlocutor: ¿Entonces no todos los cráneos son de extraterrestres?

Ron Hubbard: Así es, muchos fueron trabajados o armados.

Interlocutor: ¿Siempre por los indígenas?

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: A ver si entiendo, en el Museo Arqueológico de Lima hay cráneos directamente extraterrestres pertenecientes a dos razas que no han sido modificados, y cráneos que son de homo sapiens trabajados para deformarlos. ¿Es así?

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿Esto es lo que ha hecho que los investigadores se confundieran?

Ron Hubbard: Cualquier investigador un poco avezado tiene que darse cuenta que hay cráneos reales y cráneos que no son reales porque han sido trabajados para darles esa forma.

Interlocutor: ¿Algo más sobre esto?

Ron Hubbard: No, con lo dicho es suficiente. Hago un pequeño paréntesis para que el receptáculo descanse.

Interlocutor: Bien, hasta luego Maestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...