29 de abril de 2011

Ejercicio poderoso de visualización para sanar a la Madre Tierra

Kiesha Crowther, la pequeña abuela nos enseña este ejercicio de meditación que todos podemos hacer para sanar el planeta, con especial atención a Japón que tanto lo necesita en estos momentos.

Cierra los ojos, relájate y eleva tu energía de amor y compasión lo máximo que puedas, para ello la mejor manera es sentirte en gratitud con el planeta. Agradece a Madre Tierra todo lo que nos da y porque nos sustenta, da las gracias por la tierra, por el aire, por las rocas, por las plantas y todos los demás seres vivos, por el cuerpo que se nos ha dado, etc. La gratitud eleva nuestra vibración de amor y nos une a Madre Tierra.

A continuación visualiza la situación en Japón, no es fácil, hay mucho sufrimiento, hay mucha gente que ha perdido seres queridos, que se ha quedado sin casa. Los alimentos, suelo y agua están contaminados. Madre tierra está muy enferma en esa zona.

Eleva tu frecuencia, energía, tu amor, tu compasión y visualiza gente teniendo hogares de nuevo, reencontrándose las personas queridas, niños que encuentran a sus padres, esposos que encuentran a sus mujeres, familias que vuelven a estar juntos de nuevo. Visualiza a la tierra y las aguas sanándose.

Visualiza la radiactividad de color rojo que se encontraba en las plantas, suelo, agua. Y visualiza tu energía de amor de color azul en tu corazón. Visualiza que envías esa energía de amor de color azul a Japon, y que se extiende por todos los sitios, haciendo desaparecer la radiactividad de todos lados. Va desapareciendo el color rojo de la radiactividad de las plantas, del agua, del suelo, etc. a medida que se va extendiendo la energía de amor azul.

Envía amor al agua que hace desaparecer la radioactividad y logrando que quede limpia, los cultivos también limpios de nuevo...

Envía tu amor a los cultivos, a la tierra, al agua, al aire...

Enfoca tu energía de amor en limpiar el suelo...

Visualiza a los padres encontrando a sus hijos de nuevo, maridos encontrando a sus mujeres, familias reencontrándose y felices.

Podemos lograr mucho con este ejercicio de visualización. Somos muchos los de este planeta que unimos nuestro corazón e intención para sanar la Tierra. Somos personas con mucho poder y podemos cambiar el planeta a través del amor y la compasión. Somos el Gran Espíritu que crea el universo. Podemos cambiar el mundo y lograr un mundo hermoso si nos enfocamos desde el corazón y con la intención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...