16 de julio de 2011

EL 'EQUIPO' - TÚ ERES QUIEN INVITA

Estamos aquí para abrazaros con nuestra profunda gratitud y para reconocer una vez más vuestro coraje para ser anclas de los cambios divinos que se están desarrollando en vuestro planeta y dentro de la consciencia de la humanidad.


Son vuestras acciones diarias las que están sustentando y produciendo estos cambios. No dudéis ni por un minuto del poder consciente que tenéis a vuestra disposición. Reconócete y aprópiate como el verdadero ser multidimensional que eres. Esto es profunda consciencia y proclama álmica, este reconocimiento, esta apropiación de ti como un aspecto de consciencia Divina.


Es esta consciencia la que traes e incorporas en tu forma física; ancla este conocimiento en tu cuerpo y en tus huesos.


Tu forma física es el vehículo que le permite a tu yo multidimensional actuar en esta densa dimensión y realidad. Es en esta Divina sociedad donde eres más efectivo produciendo cambios. Reconocemos que el aspecto físico del ser puede ocupar la mayor parte de tu atención y enfoque; y a menudo lo hace.


Precisamente te estamos invitando a mezclar tu consciencia cósmica con tus actividades diarias. Este elevado estado de consciencia es desde donde influyes en los campos energéticos que rodean a cada actividad.


Las potentes vibraciones y frecuencias que llegan de los seres de galácticos y celestiales están detonando este elevado estado mental. Está ocurriendo una enorme activación interna dentro de todos y cada uno de los humanos.


Muchos que no tienen un marco de referencia para lo que está ocurriendo, meramente se están oponiendo a este despertar. Se están oponiendo a esta energía que está inundando sus propios campos vibratorios. Se están resistiendo a la comprobación de que son más que un cuerpo físico. Se están sosteniendo en la densa realidad disfuncional, por causa del temor al cambio.


Tú, querido, que estás leyendo estas palabras, entiendes que eres una parte significativa en la evolución de la consciencia. Todas y cada una de las veces que reconoces tu sociedad con los reinos celestiales, todas y cada una de las veces que proclamas tu habilidad para anclar una fuerte vibración de Sanación, Amor o compasión, estás haciendo tu trabajo y tu servicio.


Cuando tu yo multidimensional es reconocido y luego anclado en el cuerpo, ofreces a todos con quienes te encuentras una vibración y una frecuencia que activa su propio conocimiento. En todos los momentos los humanos están intercambiando información energética, vibraciones y frecuencias que están más allá de las palabras.


Cuando ofreces una poderosa vibración de Amor, alegría o gratitud, literalmente estás regalando el abrazo de una energía coherente a cada uno con quien te encuentras. Esto puede detonar; y lo hace, una respuesta correspondiente dentro del otro.


Esto es entrenamiento.


Éste es un aspecto de servicio que puedes ofrecer sin importar qué estés haciendo ni con quién, esto es quien eres en el colectivo, eres un elevador; y un reforzador de la vida.


Ahora, puedes añadir conscientemente reconocimientos verbales a tus encuentros con otros. Los humanos anhelan ser reconocidos y apreciados. Todos quieren ser atendidos y oídos.


Tu yo multidimensional es desde donde irradias aceptación y comprensión a tus compañeros humanos. Cada vez que ofreces estímulo, gratitud y compasión a otro, estás aportando más consciencia de Luz al colectivo.


Reconocer tu propio yo multidimensional, anclar esta energía en tu vehículo físico; y luego convocar a los seres divinos de Amor y Luz a asociarse contigo mientras caminas en esta dimensión de realidad, es la más poderosa acción que puedes llevar a cabo conscientemente. Es el acto de un ser despierto, consciente, quien se da cuenta de que es un portal para que la energía Divina se manifieste.


Es tu derecho de nacimiento conectarte y trabajar activamente con los seres de Luz y Amor. Éste es un planeta de libre albedrío; y en consecuencia, los seres de Luz en los reinos no-físicos solamente observarán, hasta cuando sean invitados.


Ellos ofrecerán su amorosa frecuencia; sin embargo debe haber un humano que ancle esa frecuencia, que sea el cáliz que acoja y exprese su amorosa ayuda. Consecuentemente es importante que te conviertas en el cáliz, en el ancla; y en quien invita.


Cuando te das cuenta de tu habilidad para conectarte con los amorosos seres de consciencia, expandes tu trabajo y tu servicio a este planeta y a la humanidad.


Entonces puedes hacer parte activa de la transformación de consciencia en asocio con seres divinos de Sanación, Ángeles y Arcángeles, hermanos galácticos, ancianos estelares, la consciencia de los elementos y los elementales. Es a través de ti que ellos pueden ayudar y asistir en la evolución de vuestro planeta.


Tú eres el humano que invita y acoge su presencia.


Entonces el portal de tu corazón se convierte en un pasaje para que entren su Amor y su Luz. Tu enfoque e intención conscientes pueden dirigir esta energía cósmica y Divina hacia los varios conflictos y tragedias en el planeta.


Cada vez que presencies un evento que exprese algún aspecto disfuncional, convoca e invita a estas energías celestiales para elevar y transmutar lo que está ocurriendo.


No hay limitaciones aquí; cuando activas la convocación, cuando invitas conscientemente, siempre habrá respuesta. Ten la intención para que se produzcan los más altos y mejores resultados para todos los involucrados. Ten la intención de no dañar a nadie.


Recuerda usar tu poder personal para enfocar y honrar toda la vida. Tú eres quien invita, tú eres el portal, el cáliz que está permitiendo que esta consciencia Divina, estas potentes vibraciones vitales refuercen la ayuda para bañar esta realidad.


Es en esta sociedad Divina con tus guías y equipos personales donde se está produciendo tu verdadera maestría. Tú eres un ser galáctico que está aquí para elevar la consciencia de este planeta.


Entra en este conocimiento, date cuenta de que no hay limitaciones; tú eres un alquimista energético que posee la habilidad de transmutar y transformar energía densa en asocio con los seres celestiales de Luz y consciencia.


Cuando estás en esta sociedad Divina, todas tus acciones se vuelven sagradas. Comienzas a infundir todas las partículas de la realidad física con Luz y Amor divinos. Te conviertes en una bendición para todos y para todo. Reconoces y aprecias tu unicidad con todo.


Reconoces la increíble belleza, la maravilla; y las exquisitas ofertas de tu realidad física. Honras las cualidades únicas de otros mientras les ofreces tus amorosas vibraciones y tu compasión por sus tribulaciones y desafíos.


Aprecias la asombrosa diversidad de todas las formas de vida. Comienzas a vivir en un estado de gracia, anclando esta vibración sin importar lo que esté ocurriendo en torno a ti. Sostienes y aseguras la visión de un mundo de paz e integridad.


Para eso estás aquí.


Éste es tu don. Nos damos cuenta de que la realidad física que es tu vida, con tus seres amados, tus actividades, tus dudas y preocupaciones, algunas veces puede apartar tu verdadero recuerdo. Estamos aquí para recordarte tu magnificencia.


Estamos aquí para recordarte reclamar tu poder ilimitado como el maestro alquimista que eres. Estamos aquí para honrarte y reconocerte, para presenciar y apreciar todo lo que haces.


Te abrazamos con nuestro Amor y nuestro profundo respeto por tu valor. Convoca nuestra ayuda, pide ayuda y asistencia a los reinos galácticos celestiales de Amor y Luz divinos. Recuerda que tú eres quien invita, tú eres el ancla, tú eres el portal.


El 'Equipo'

Canalizado por Peggy Black

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...