22 de julio de 2011

HOLA, SOY JESÚS

Estoy aquí para felicitarte porque hiciste finalmente esto [se está refiriendo al hecho de finalmente canalizar, lo que yo había recusado desde hace 1 año por miedo de fallar].

Finalmente aceptaste esto como parte de tu deber y desenvolvimiento como ser universal y alma hija de Dios y centro de la Creación.

Tú te quedas así con música y es con eso que debes continuar a ejercitar tu tercer ojo y tu Luz.

Continúa enviando Luz a la Madre Tierra, no sabes lo cuánto ella te lo agradece. Ella se queda inmensamente contente por danzar con ella porque ella se divierte y en el medio de tanta confusión ella también necesita de divertirse. Entrega tus emociones a ella como tienes hecho y serás su mejor amigo, como todos ustedes pueden ser, mis hermanos. Sean los mejores amigos de vuestra Madre y entréguenle lo que mejor tienen, aunque sea un sentimiento puro y profundo de vuestra alma. Dancen, rían, hagan piadas, canten, recen, todo lo que sea posible para enviarle Luz. Todo, cada uno sabe lo que les hace sentir con más fuerza. A ti, por ejemplo, es la música. Con la música tu alma habla, se expresa y entrega toda su energía y es verdadera. Y es así que tiene que ser. No se preocupen con la ascensión o cualquier otra cosa que les pueda distanciar de vuestra meta de ser felices y envíen Luz a vuestra Madre.

Sean Dioses mis hijos, les dice ella. Sean Dioses, les digo Yo. Ustedes todo pueden, todo consiguen, todo crean y destruyen. Ustedes son vuestros Dioses. Fuerza. Todos estamos con ustedes, esto siempre les decimos. Todos rezamos y enviamos Luz a todo el mundo sin excepción. Solo falta cumplir su parte de la mejor manera que saben.

No se preocupen con más nada sin ser con vuestra Luz. Si vuestra Luz es activada por cualquier cosa, mismo que les parezca insignificante, continúen haciéndolo, pues esa cosa ha entrado en profundo contacto con vuestra alma y es eso que ustedes más necesitan. Descubran su energía, descubran todo lo que tienen para descubrir sobre ustedes mismos y después crezcan, sean altos y digan: “Soy Dios y escojo la Luz y vivir en paz y en harmonía con el universo y co-crear la nueva Tierra para bien de la Creación y para mi propio beneficio!”.

Amen, amen a los otros y ámense. Nunca lo olviden. Esa fue la lección más importante que les he dejado en la Tierra. Nunca la olviden.

Les dejo con mi Luz y que todo les proporcione una abertura para las dimensiones más altas. Recuérdense, sean ustedes mismos, los seres maravillosos y únicos que son.

Los amo a todos.

Vuestro amigo, Jesús.

Ricardo Rêgo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...