29 de enero de 2012

¿Hay una cámara secreta bajo la Esfinge?

ya desde la antigüedad se ha venido especulando sobre la posibilidad de que exista una cámara debajo de la Gran Esfinge de Giza. En su Historia Natural, Plinio el Viejo escribía:
“Delante de ellas (las pirámides de Giza) se halla la Gran Esfinge, que merece más admiración que éstas si cabe y en cambio ha sido soslayada en silencio por los egipcios desde tiempos inmemoriales. Los habitantes de la región la consideran una diosa, y son de la opinión que el faraón Horemjeb (1307-1292 a.C.) se encuentra enterrado dentro [Libro 36 XVII]“


Pero fue Edgar Cayce, un psíquico y clarividente de gran fama en Estados Unidos a mediados del siglo XX, quien en uno de sus multitudinarios trances hipnóticos popularizó la idea de la existencia de una cámara secreta asociada a la Esfinge. De acuerdo con Cayce, allá debajo existiría una Biblioteca del pasado con documentos y objetos de la Atlántida, provenientes de los habitantes atlantes que se habrían instalado en Egipto, y vaticinó que se descubriría este legado a finales del siglo XX. Según Cayce, existiría una cámara o pasadizo que va desde la pata delantera derecha de la Esfinge hasta la entrada a la cámara de los registros. Según las propias palabras pronunciadas por Cayce mientras se encontraba en estado de trance:
“Allí dentro se encuentra una Biblioteca –llamada también el Salón de los Registros– que custodia el registro de los acontecimientos transcurridos en la Atlántida desde los tiempos en que la Esfinge fue edificada, así como de los logros de su portentosa civilización. También alberga un registro de los contactos que esta mítica civilización tuvo con otras naciones, así como la crónica de la destrucción del mítico continente y los cambios que se produjeron en el mundo como consecuencia. La biblioteca guarda registros de cómo se construyó la gran pirámide de la iniciación –la pirámide de Keops–, que junto a la Esfinge no son más que copias de objetos ya existentes en la Atlántida, ahora sumergida. Pero la Atlántida resurgirá de nuevo del fondo de los océanos. La Esfinge ha sido desde su construcción el centinela que guarda el secreto y el acceso a la biblioteca, a la cual nadie tendrá acceso hasta que llegue el tiempo adecuado.” [378-16; Oct 29, 1933]

Exploraciones de resultados contradictorios

Éstas y otras menciones en la historia han hecho muy atractiva la investigación del subsuelo donde se encuentra la Esfinge, y aunque el gobierno egipcio siempre se ha mostrado extremadamente reacio a permitir el acceso a equipos de investigación extranjeros, hay unos pocos que lo han conseguido y han podido extraer conclusiones muchas veces contradictorias.
Como ejemplo, la investigación liderada por un equipo de investigación japonés de la Universidad Waseda estuvo estudiando las zonas sur, norte y el área adyacente a las patas delanteras de la Esfinge con ultrasonidos, intentando hallar cavidades huecas bajo su superficie. Sus conclusiones fueron que:
  • En el subsuelo del área sur de la Esfinge existe un espacio hueco a unos 3 metros de profundidad, y encontraron indicios de la existencia un canal o pasillo que se prolongaba más allá del área de la Esfinge. En el subsuelo del área norte hallaron otro canal de similares dimensiones, que les llevó a creer que existe un túnel que comunica las zonas norte y sur.
  • En la parte delantera de la Esfinge, a la altura de sus patas anteriores, los investigadores japoneses hallaron otra zona hueca a alrededor de 1 o 2 metros de profundidad. También llegaron a la conclusión que esta cavidad se comunica con otras partes del subsuelo, con lo que creen que el subsuelo de la Esfinge contiene más cavidades de las que previamente se conocían.
  • También hallaron indicios de un túnel que llevaría directo a la Gran Pirámide de Keops…

Túneles hallados bajo la Esfinge
En cambio, la experiencia de otra expedición liderada por el geofísico Lambert Dolphin arrojó conclusiones muy diferentes, según se puede interpretar de la narración que el investigador envió a un amigo en varias cartas:
“Después, excavamos agujeros de una profundidad de 4 pulgadas en las zonas donde habíamos hallado anomalías del terreno, y las inspeccionamos con una cámara de TV cerrada. No encontramos nada aparte de unas pequeñas grietas. Pusimos especial atención a las áreas adyacentes a las patas delanteras de la Esfinge. ¡No hallamos cámaras! No creo que existan cámaras bajo la Esfinge.”
“Se conocen desde hace tiempo varios pasajes en el subsuelo que parten de la Esfinge. Uno se encuentra en las cercanías de la cabeza, es de pequeña longitud y termina abruptamente, sin llevar aparentemente a ningún sitio. Otro se encuentra casi a nivel de suelo en el lado norte de la Esfinge, también ha sido explorado y termina en las cercanías del cauce del río. El tercer túnel es conocido sólo a través de una foto que se realizó en 1926. Está localizado en la zona norte y ha sido cubierto con ladrillos en recientes restauraciones.”

Cavidad en la zona sur de la Esfinge

El misterio continúa…

Parece que todavía quedan bastantes cámaras y pasajes subterráneos por descubrir en la explanada de Giza, a pesar de que esta área mítica ya ha sido excavada hasta la saciedad. Pero la idea de que exista un ‘Salón de los Registros’ creado por antiguos habitantes de la Atlántida, escondido bajo la milenaria Esfinge, de momento no ha dado ningún indicio de verosimilitud. Parece que no se trate más que de las visiones de un autodenominado ‘profeta’, quien en 1941 proclamaba que la maravillosa biblioteca sería descubierta “a finales del siglo XX”.


La entrada en la parte posterior...





















No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...