28 de abril de 2012

Los Mensajes de Dios: El Fuego en sus corazones

Queridos míos:


En el corazón de cada uno de ustedes hay una flama que reconoce la Luz de Dios, que señala siempre lo que es Real, lo que es verdad. Les da la pasión y el poder a través del cual ven esto, para ser esta ardiente Luz, para ser la Luz que brilla en el aquí y ahora. Esta ardiente flama es la verdad de su ser y el poder de su devoción. Es la flama que salta de gozo cuando se encuentra a sí misma reflejada en otro corazón. Es la flama que arde alcanzando a otros corazones de Amor.

Es la flama que se dirige hacia cada corazón y busca iluminar el resto de la flama en su interior, y traerle calor y confort y lo que sea necesario, y por encima de todo, para anunciar la verdad del Amor. Es una flama que sube más arriba a cada momento y habla de la libertad. Es una flama que es para siempre nuestra conexión y nuestra unidad.

Es el fuego del perfecto Amor, y esta flama nunca flaquea. Está viva en ustedes, queridos míos, y ustedes están siempre y para siempre conscientes de ella. Es la flama que les recuerda lo que es Real, la verdad del Amor. Es la flama que enciende su camino a través de la ciénaga de tantas ilusiones. Convierte lo que parecía ser noche a las glorias del perfecto día. Es la flama que puede iluminar al mundo, que puede iluminar los fuegos del Amor.

Está invocándose esta flama ahora, queridos míos. Es necesaria para hacer arder la escoria del ego. Es necesaria para iluminar el camino de cada precioso ser, a fin de recordarles los fuegos del Amor que arden en su interior también. Es la flama que los liberará. Es la flama que arde en el corazón que es para siempre la humanidad. Es el fuego de la vida.

Es hora de elevar su flama en alto, de permitirle consumirlos completamente, queridos míos, para que todo lo que quede sea esta pasión por Dios, este poder del Amor, este fuego de la Creación. Todo lo que ustedes son es la verdad viviente, tan viva que nada del viejo mundo puede tocarlos porque ustedes están de pie en la Realidad de su ser, que sus corazones son los mismos fuegos de la Creación. Este poder, este poder del Amor es el único poder que es Real, que es verdad, y que es más que suficiente para transformar la vista del viejo mundo a la verdad de Dios.

Así que convoco a cada uno de ustedes a que avive el fuego para recordar su ardiente núcleo, para recordar el fuego en su corazón que ha alimentado su devoción al más verdadero Amor, y hacer llamear la flama ahora. Permítanle arder en el mundo como un faro de esperanza. Permítanle transmitir plenamente quiénes son ustedes y que su devoción al Amor nunca cese por un momento, y sean sostenidos en el perfecto corazón de Dios, en las glorias del Amor como el centro pulsante de la Creación -- plenamente vivo aquí en el mundo como la flama de la verdad.


Sostengan la imagen de cómo se propaga el fuego tan fácilmente y cómo si cada uno de ustedes estuviera dispuesto a ser consumido, entonces aquello que arde como ustedes, aquello que llamea la verdad del Amor no puede evitar más que encender el recuerdo en cada corazón... de que cada corazón es también el fuego de Dios y que es algo Real, permanente, sin fin, sin cambiar, infinito e innegable en el centro de cada ser. No será negado.


La pequeña mente ha fijado la visión del mundo, la subcreación, la realidad consensual tan fuerte y demandante. Y sin embargo, Yo les prometo que en cada corazón arde el mismo fuego. Ustedes lo han accesado por sí mismos toda su vida, y aunque tal vez muchos otros no lo hayan hecho, es el mismo fuego que los mantiene vivos. El reconocimiento ya vendrá.


Así que ustedes son la antorcha del Amor elevada en alto aquí para iluminar este mundo con la Luz del Amor. Ustedes son la Flama de Dios ardiente. El fuego hace llamear a cada momento la verdad del único poder que es el Amor... la verdad del nacimiento de nuevas posibilidades manifestadas desde el corazón de la Creación, ahora, listas para ser aceptadas, listas para proporcionar el salto, el acceso, la energía para ser transformados; para despertar a la verdad de que el Amor es todo -- de que solamente el Amor es Real y que todos los corazones arden con la misma flama.


A medida que comienzan a percibir este fuego del Amor que ustedes conocen tan bien como su propio corazón, a medida que ven esto en otros, sentirán el momento cuando las flamas se fusionan, cuando venga el reconocimiento y el corazón esté abierto. Por encima de todo, se van a dar cuenta de que el fuego del Amor que es tan fuerte en sí mismos nunca, nunca, nunca se apagará. Pueden contar con él, pueden ver por él, pueden vivir por él. Es su energía. Lo pueden sostener en alto a fin de que llamee para la humanidad.


En este fuego sólo hay una cosa. Es el único Amor, el único corazón que arde en cada corazón y que crea este mundo de Amor donde la percepción de la oscuridad es erradicada y sólo la Luz está presente. Cuando encuentren este fuego del recuerdo de la verdad, cuando encuentren y sostengan el recuerdo de su compromiso, cuando sientan el poder de su devoción a esta verdadera belleza, entonces nunca más vivirán en las sombras. Las sombras no pueden existir en la Luz. El fuego es la resplandeciente perfección del Amor que les prueba continuamente que ustedes son exaltados, que están presentes como el holograma abierto a esta conciencia, facultado como este único corazón de la Creación y nunca más desconectado de la verdad de nuevo.


Este fuego en su corazón, queridos míos, es Real y en él están conscientes de todo, conscientes de la vastedad de su ser, conscientes de su corazón como la energía de la Creación ardiendo, y más que nada, conscientes de su infinito y profundo compromiso para sostener esta flama, para reconocer todo lo que ustedes son más allá de las percepciones de la mente del ego -- para reconocer su verdad como un ilimitado ser de Amor que nada puede jamás hacerlo disminuir.


Este Amor es tanto fogoso como consumidor, tierno y amorosamente abarcante, gloriosamente creativo en su expresión, profundo en su centro del silencio, vivo en la anticipación sin fin de aquello que la Creación traerá. Este Amor, este fuego de la vida, anda con ustedes, y el fuego en su corazón es parte de esto y siempre los traerá a esta perspectiva.


Así que aquello que arde dentro de su corazón debe empezar ahora a erguirse en alto, debe ser revelado, debe ser sostenido en alto en humildad, libre de ego, como el poder de la verdad. Debe convertirse en aquello que ilumina el mundo con Amor. Este fuego, queridos míos, es necesitado ahora.


Vengan, salten a la flama. Entreguen los pequeños sueños del ego. Permitan que sean consumidos por esta hoguera de ilimitado Amor hasta que todo lo que son sea el único fuego de la unidad y del poder del puro Amor. Aún cuando deban andar por el mundo y usar la pequeña mente para lo que es buena... el fuego del Amor que es su corazón puede iluminar hasta que lo que hable sus palabras y brille a través de sus ojos sea el más magnífico fuego de Amor.


Hay quienes hablan en ocasiones sobre el hacer arder el ego. No hay necesidad de hacer arder aquello que verdaderamente no existe. Como les he dicho siempre, si encienden la luz en un closet repentinamente no hay sombras. Y así es, queridos míos, con el fuego que arde en su interior. Al momento en que lo permitan (arder su fuego), las sombras de la dualidad deberán desvanecerse, iluminadas por este Amor y el poder de su devoción a esta verdad no tiene paralelos, es sin precedentes.


Ustedes están aquí para servir en este despertar a esta misma verdad del Amor en el mundo... para ser testigos de la flama de los corazones sin fin siendo reconocidos por lo que son, e iluminándose mutuamente como las astillas hasta que el fuego se propague y el Amor revele el mundo como un perfecto gozo.


Más allá de la danza de las sombras de la mente del ego, el Amor llamea sin abatir. Este mismo fuego del perfecto Amor es lo que son ustedes. Ustedes ya sienten esto que arde en su interior, Siempre lo han sentido. Ahora, queridos míos, déjenlo salir. Déjenlo libre. Permitan que arda sin abatir hasta que cada corazón sea incluido en esta Luz y los fuegos de la Creación se vuelvan visibles en la humanidad. Aquello que alguna vez se percibió a sí mismo como separado, está reunido en este perfecto gozo y se regocija de ser el poder del Amor.


¿Estarán de acuerdo Conmigo en dejar que el fuego ardiendo en su interior llamee verdaderamente? ¿Lo dejarán libre? ¿Reconocerán su devoción? No importa cómo Me llamen o cómo Me vean. Todo lo que importa es que ustedes sean la verdad del Amor. Aquello que él es, la perfección de su ser habla mucho más claramente que cualquier palabra, y aquello que nosotros somos juntos, este zumbido, este canto de la vida que es tan rico... esto tampoco puede ser ocultado más.


Los fuegos en su corazón, queridos míos, no sólo son antorchas que otros ven sino que son los fuegos que están aquí para encender el recuerdo, para ser los centinelas de la nueva manera de ser -- para traer la Luz a la creencia en la oscuridad, la cual también puede desaparecer, para que este fuego ilumine ahora a la pequeña mente hasta que todas las sombras allí se disuelvan en la nada. Aquello que llamea en ustedes es como el Sol al mediodía. No hay sombras; sólo hay Luz, y sólo este llameante poder del Amor.


Ustedes son una antorcha para Dios. Son el fuego del Amor. No se detengan atrás, ni siquiera por un minuto. Permitan que lo que siempre han sabido sea ahora lo que ustedes viven. Permitan a aquello que ha estado en su interior desde su niñez se convierta ahora en su total identidad. A medida que llameen, llameen Conmigo en esta unidad de pura creación, esta única explosión de vida innegable y sin fin. Giremos como uno juntos por todo el cosmos y avivemos los fuegos del Amor que son este mundo, esta Tierra y este precioso corazón llamado humanidad.


Sostengan en alto su verdadero yo, la antorcha del Amor sin fin. Sostengan los mismos fuegos de la Creación y permitan que llameen, ahora y ahora y ahora. No hay nada más. ¿Están listos para ser el fuego del Amor?


Los Mensajes de Dios.
a través de Yael y Doug Powell.
11 de abril del 2012.

Del Circle of Light - C írculo de Luz




Traducción: Gloria Mühlebach

To unsubscribe/change profile: click here


Circle of Light 3969 Mundell Road Eureka Springs, AR 72631


Our address: 3969 Mundell Road
Eureka Springs, Arkansas 72631

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...