26 de mayo de 2012

El hombre polilla (The Mothman) es de origen Extraterrestre

El famoso "Hombre polilla" no era uno sólo sino varios seres alados de origen extraterrestre que provenían de Aldorán 4. Tenían un enorme poder mental y con él provocaban pánico en sus víctimas. Aparecieron durante 25 años, desde 1952 a 1977, en diversos lugares de Estados Unidos.

El Hombre polilla dio origen a una película fantasiosa, "Mothman, la última profecía", protagonizada por Richard Gere, que interpretaba a John Klein, un viudo atormentado cuya mujer murió después de que, tras un extrañísimo accidente de tráfico, le diagnosticaran un tumor cerebral. El film fue dirigido por Mark Wellington y en el actuaban también Laura Linney y Bill Patton, entre otros. El guión fue escrito por Richard Harem según el libro de John A. Keel.


También como el Hombre polilla, Jack el Saltarín formaba parte de un contingente extraterrestre que asustaba a sus víctimas presentándose ante ellas de improviso, pero sus motivos eran diferentes. Además, sus prodigiosos saltos los lograban a través de un aparato antigravitatorio que tenían incorporado y no mediante alas


Interlocutor: Horacio Velmont
Entidad que se presentó a dialogar : Ron Hubbard, fundador de Dianética y Cienciología
sesión el 16/8/05

Interlocutor: Paso a otro tema en el que tengo bastante confusión. Lo he leído pero como me falta la clave he quedado completamente perplejo. Me refiero a todos estos seres que han aparecido y siguen apareciendo en infinidad de lagos del planeta y en otros lugares, en campos, caminos, etc. Concretamente hago referencia al "Hombre polilla" (Mothman), el monstruo del lago Champlain, Minipogo o Manipogo, etc.

Ron Hubbard: Empieza con uno.

Interlocutor: Bueno, el Hombre polilla, que debe ser de su época.

Ron Hubbard: No, no es de mi época, es más nuevo, después del 60.

Interlocutor: ¿Tiene alguna relación con Jack el Saltarín?

Ron Hubbard: No, para nada. Los avistamientos del Hombre pollilla fueron muchísimos, de modo que no puede dudarse que realmente existió, incluso se hizo un film sobre el tema.

Interlocutor: No lo vi pero tengo la referencia, actuó Richard Gere.

Ron Hubbard: Así es. Este ser apareció en muchos lugares.

Interlocutor: ¿Era uno solo o eran varios?

Ron Hubbard: No, no era uno solo, sino varios. Tenían una tremenda potencia a nivel mental.

Interlocutor: ¿Telepatía?

Ron Hubbard: No, no estoy hablando de telepatía, sino de que podían de alguna manera enviar ondas energéticas como para transmitir temores en la gente.

Interlocutor: ¿Cómo lo logran?

Ron Hubbard: Los seres humanos encarnados tienen en el medio del cerebro una glándula que se llama amígdala. En esta glándula está el centro de lo que es la mente reactiva. Esta glándula estaba más desarrollada en el hombre prehistórico que en el actual.

Interlocutor: Entiendo la razón.

Ron Hubbard: Bien, esa amígdala es la base de los impulsos y en el hombre que comete hechos de violencia está más desarrollada. Sabemos que en el córtex está la mente analítica. El Hombre polilla tenía la posibilidad, la ventaja, de que con su mente podía enviar una energía al centro de la amígdala ubicada en la caja craneana del ser humano y así le infundía como una especie de terror. La amígdala es justamente un centro reactivo que puede reaccionar tanto para agredir como para escapar.

Interlocutor: ¿Cuál era el motivo de que hicieran esto? ¿Para experimentar o entretenerse?

Ron Hubbard: En este caso era para experimentar.

Interlocutor: No entiendo. ¿Qué clase de experimentos hacían?

Ron Hubbard: Lo explico. Estos extraterrestres no tienen ascendencia unos con otros porque su amígdala es muy pequeña, entonces utilizaban a los terrestres para ejercitar su poder y hacerlo más potente.

Interlocutor: O sea que nos utilizaban simplemente como cobayos.

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿De qué planeta provenían?

Ron Hubbard: Aldorán 4.

Interlocutor: ¿Nada que ver con Aldebarán?

Ron Hubbard: No, no, Aldorán.

Interlocutor: ¿A qué distancia está de nosotros?

Ron Hubbard: Alrededor de 460 años luz del Sol terrestre.

Interlocutor: En qué época exactamente estuvieron

Ron Hubbard: Estuvieron desde 1952 a 1977.

Interlocutor: ¿25 años?

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿De qué cantidad de estos extraterrestres estamos hablando?

Ron Hubbard: El contingente no pasaba de los 30.

I nterlocutor: Era un contingente más bien pequeño.

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Tenían algún asentamiento en tierra?

Ron Hubbard: No, la base la tenía en la nave y utilizaban como medio de traslado la teletransportación.

Interlocutor: Tengo que suponer que en tantos años debieron haber muchas víctimas, la mayoría sin registrar.

Ron Hubbard: Así es, las víctimas aterrorizadas por estos extraterrestres fueron muchísimas.

Interlocutor: ¿Todas la víctimas salieron indemnes del susto o con secuelas?

Ron Hubbard: No, ninguna salió indemne y muchas quedaron severamente afectadas en su decodificador mental a causa de la tremenda emisión de temor en su amígdala.

Interlocutor: Estamos hablando de implantes engrámicos de temor.

Ron Hubbard: Correcto.

Interlocutor: ¿De qué tamaño era la nave?, por lo menos para tener alguna una idea.

Ron Hubbard: Era una nave más bien pequeña en comparación con otras.

Interlocutor: ¿Una sola?

Ron Hubbard: Sí, era una sola.

Interlocutor: ¿Qué tamaño tenía?

Ron Hubbard: Alrededor de 90 metros, pero con mayor capacidad que un avión de línea actual por el hecho de que era circular, tipo plato, y de una altura de 30 metros.

Interlocutor: Bueno, 90 por 30 mts. es bastante espacio.

Ron Hubbard: Así es.

Interlocutor: ¿Estos seres eran muy grandes en tamaño? Creo haber leído que algunos lo compararon con un avión Cessna.

Ron Hubbard: No, tan enormes no, se trataba de seres más pequeños. Medirían alrededor de 2,40 m.

Interlocutor: ¿De altura?

Ron Hubbard: Sí, de altura.

Interlocutor: ¿Y la envergadura de sus alas?

Ron Hubbard: Más o menos tres metros.

Interlocutor: ¿Volaban con sus alas solamente o con aparatos como Jack el Saltarín?

Ron Hubbard: No, volaban directamente con sus alas.

Interlocutor: ¿La gravedad terrestre los afectaba en algo?

Ron Hubbard: No, no había variación, incluso como la gravedad de la Tierra era menor que la de su planeta, su peso se aligeraba.

Interlocutor: ¿Eran de aspecto horrible para nuestro gusto?

Ron Hubbard: Sí, totalmente.

Interlocutor: Es decir que el aspecto aumentaba el susto.

Ron Hubbard: Por supuesto.

Interlocutor: ¿Son fidedignos los dibujos que han hecho de ellos?

Ron Hubbard: Si, porque realmente se parecían a una polilla gigantesca.

Interlocutor: ¿Ya no están más aquí?

Ron Hubbard: No, hace 30 años que se fueron.

Interlocutor: Para ir terminando, ¿estos seres alados eran de diversas razas de extraterrestres o solamente de una?

Ron Hubbard: Los que aparecieron en West Virginia y que los terrestres bautizaron El hombre polilla, era solamente una raza.

Interlocutor: En otros lugares aparecieron también estos hombres pájaros.

Ron Hubbard: Sí, pero son otro tipo de extraterrestres, no son los mismos.

Interlocutor: Entiendo. ¿Algo más para agregar sobre esto?

Ron Hubbard: No, por ahora no.

http://www.grupoelron.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...