21 de mayo de 2012

En los reinos espirituales estamos observando con deleite a medida que ustedes se acercan aún más al momento de su más espléndido despertar.

La velocidad en que se acerca es asombrosa, al tiempo que ustedes continúan liberando sus criticismos, el culpar a otros, el pretender ser superiores a otros moralmente y el egocentrismo, y se preparan a sí mismos para ser de nuevo seres solamente de Amor y todos sus aspectos divinamente propagados que traen la armonía y el gozo a cada situación.

A medida que el verano en el hemisferio norte se desarrolla en una gloriosa fecundidad, la humanidad se está volviendo crecientemente consciente de su propia fecundidad espiritual que está a punto de florecer al más profundo y visionario despliegue de Amor incondicional hacia toda la gran diversidad de fascinantes culturas.

Un tipo de armonía nunca antes experimentado en su planeta está a punto de envolverlos a todos ustedes, al tiempo que aprenden a aceptarse mutuamente sin reservas y sin criticismos de ningún tipo.

La realidad de su unidad y la interrelación consecuencial se está volviendo cada vez más aparente a medida que se permiten abrazar con gratitud el campo divino de Amor que los envuelve y dejan ir la falta de confianza y celos con los que se han acercado a otros por tan largo tiempo. ¡No hay nada que temer de los demás!

Y sin embargo ustedes han vivido temiendo a otros por eones de tiempo, en ocasiones en un extremo temor, y han luchado unos contra otros con pensamientos, palabras, y armas en un desesperado y malentendido intento de mantenerse a sí mismos a salvo.

¿Pero a salvo de quién? Todos ustedes son Uno, así que todo este extraño comportamiento está dirigido solamente hacia sí mismos. Nadie gana y todos sufren.

Por fin todo esto se ha vuelto aparente para aquellos que están preparados para abrir sus ojos y ver.

Y aquellos que han estado fomentando la palabra más efectivamente acerca de la insanidad de esta manera de vivir están demostrando ahora una senda de aceptancia, tolerancia, comprensión y Amor, mostrando que sí funciona.

Todavía hay muchos que, al presente, no pueden o no ven la razón y sentido en esta manera de vivir, pero se está infiltrando en su corazón un sentimiento de anhelo.

Es un anhelo por el Amor que ha estado con ellos desde el momento de la separación, al momento en que perdieron la experiencia del Amor y entraron a la ilusión para jugar sus juegos.

Ellos habían decidido ver cómo era una vida sin el abrazo del Amor Divino de Dios, por lo que se ocultaron de él.

Esto creó un extremo shock porque el Amor de Dios es inmortal y vive eternamente – ¡y en la ilusión había la muerte!

Algo que en Realidad era imposible de imaginar, pero que en su nuevo estado de amnesia parecía impregnar todo.

Estaba en todos lados, amenazando absorberlos en la nada. Fue verdaderamente atemorizante.

El terror conduce al terror, y todos ustedes estaban tan atemorizados por el insano ambiente que habían construído para sentirse a salvo y mantenerse a sí mismos a salvo aterrorizando a otros.

Pero no funcionó porque se volvieron unos contra otros muy viciosamente en desesperados intentos de permanecer vivos al tiempo que mataban a quienes los amenazaban.

Siempre había enemigos que los estaban amenazando, que deseaban tomar de ustedes lo que ustedes valoraban más — sus visas, sus seres queridos, sus posesiones — por lo que desarrollaron defensas que ustedes esperaban los hicieran impenetrables, pero fue en vano.

Vino un desarrollo tras otro, cada uno aparentemente más fuerte y más seguro que el previo, y sin embargo siempre eran superados.

Guerras, ataques y la defensa se volvieron la única manera como podían establecer un sentido de seguridad, pero sólo era seguro siempre y cuando siguieran mejorando sus capacidades.

Y aquí están hoy ustedes, y siguen jugando los mismos insanos juegos, y todavía viviendo en temor.

La única manera es liberar su temor y abrazar sus enemigos porque ustedes y ellos son uno y el mismo.

El Amor engendra Amor. El temor engendra temor. Ustedes están empezando finalmente a entender esto, y como resultado, muchos están enfocando el vivir amorosa y pacíficamente sin importar cualquier provocación que pudieran experimentar, y están encontrando que sí funciona.

Dios es Amor. Ustedes fueron creados en Amor, que es su naturaleza como seres eternos, y su naturaleza es el compartir y entregarse a sí mismos incondicional e indiscriminadamente.

Ustedes se están volviendo conscientes de esto, lo cual muestra que el momento de su despertar se está acercando verdaderamente.

Con muchísimo amor, Saúl.

John Smallman

Traductor: Gloria

WebSite: http://despertando.me/?p=78559

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...