15 de julio de 2012

El Amor no tiene enemigos, y por lo tanto, tampoco los tienen ustedes

Todo marcha maravillosamente en preparación para el gran despertar, el cual no será ni retrasado ni detenido — porque ustedes han tomado colectivamente la decisión de despertar, y esa decisión está en total acuerdo con la Voluntad Divina.

Todos ustedes están listos para este monumental evento, aunque la vasta mayoría de la humanidad siga sin despertar.

Esta situación va a cambiar pronto. Ustedes, los trabajadores y los portadores de la Luz han estado realizando un grandioso trabajo liberando sus restantes actitudes que son incompatibles con el campo Divino del Amor envolviendo al planeta, y como resultado se han abierto a sí mismos al abrazo de Dios.

A medida que hacen eso, sus campos individuales de energía se aligeran, abrillantan y extienden hacia todos con los que interactúan el indiscriminativo e incondicional Amor de Dios.

Su Voluntad es que todos en el planeta se vuelvan conscientes de Su Amor, a fin de que ya no teman el despertar.

El juzgar ha sido endémico en la Tierra durante un muy largo tiempo, a tal grado que nadie se ha salvado de ser tocado por el sentimiento de culpabilidad y de no ser digno que van mano a mano con el juzgar.

El Amor de Dios por ustedes no tiene límites; todos ustedes son Su progenie, perfectos reflejos de Él, y consecuentemente, el juzgarlos es completamente innecesario e innapropiado. Dios nunca ha juzgado, y nunca lo hará.

El juzgar es un concepto basado en el temor que fue introducido a las diversas razas y culturas humanas a medida que el sentimiento de separación alentado por la ilusión se intensificó y la gente sintió la necesidad de protegerse a sí misma de los mutuos ataques.

La separación los ha dividido y los ha enemistado unos con otros, y el juzgar les permite proyectar sus sentimientos de no ser dignos a otros, y así, parcialmente mitigar su sentimiento de culpabilidad colectiva que nació como resultado de ocultarse de su Padre dentro de la ilusión.

Dentro de la ilusión el juzgar parece algo esencial porque el mundo es visto como “otros” que los podrían dañar, y por lo tanto, se consideró un necesario medio para llamarlos inmorales o malvados a fin de que se responsabilizaran por sus acciones.

Desde el comienzo de los tiempos los líderes de las tribus se establecían con ayuda de sus partidarios como las figuras de autoridad que podían sentarse a juzgar y condenar a aquellos que no actuaban conforme a lo que era considerado como comportamiento tribal normal.

Y ese concepto ha sido ampliado y se ha vuelto complejo con el paso del tiempo. Todos ustedes están conscientes de las increíbles inconsistencias que esto causa a medida que cada diferente cultura, raza y religión produce sus propios códigos de conducta aceptable, al tiempo que condena aquellos que sostienen creencias diferentes.

Dios es Amor, y por lo tanto, también lo son todos los hijos de Dios, quienes están eternamente con Él.

El Amor no tiene enemigos, y por lo tanto, tampoco ustedes los tienen. Pero la ilusión les muestra un mundo de separación y aguda disarmonía, y es a partir de ese estado ilusorio del que ustedes van a despertar.

Les ha causado consistentemente un intenso dolor y sufrimiento, y a pesar de sus mejores esfuerzos para cambiar el mundo — a varios supuestamente puntos cumbre evolucionarios de su civilización — a uno donde todos son tratados de manera justa y compasiva, pero el éxito siempre los ha eludido.

Y siempre y cuando ustedes crean en la separación y la individualidad, continuará siendo así.

El único remedio disponible para ustedes es el despertar, y finalmente se está acercando el momento para que eso suceda.

El Amor que envuelve al planeta anhelando abrazar a toda vida, está, por fin, haciendo un enorme progreso, a medida que cada vez más de ustedes se dan cuenta de la insanidad de las muchas conflictivas creencias que ustedes sostienen y que los impulsan a ir a facciones y campos diferentes para que puedan declarar la guerra a…… ¡algo!

Piensen sobre un asunto, una creencia, una situación, y hay alguna persona en algún lado queriendo declarar la guerra por ello — ¡por “el bien de la humanidad”!

El amor inundando al planeta y disolviendo la dureza que ha infectado a tantos corazones ha creado un abrumador deseo entre ustedes de cambiar sus hostiles actitudes, no sólo entre ustedes sino entre culturas y entre creencias que son diferentes, e inclusive un enigma para ustedes.

En vez de eso, los está incitando a trabajar en la comprensión y el respeto de todas las razas, credos y culturas.

Y es esta intención la que los está impulsando a todos constante e inevitablemente hacia su despertar.

Enfoquen su atención en el Amor, y en todos sus aspectos que se están volviendo visibles en todo el mundo a medida que se afianza, se intensifica y se fortalece esa comprensión de que su poder para ayudarlos es infinito, divino y abarca todo.

Todo lo que ustedes tienen que hacer es entregarse a él y dejar de juzgar totalmente. Todos ustedes son seres divinos que están a punto de despertar de una loca y muy confusa pesadilla a la brillantez de su existencia real — la cual es un estado de sublime armonía eternamente en Unidad con toda la Creación.

Con muchísimo amor, Saúl.

John Smallman

Traductor: Gloria

WebSite: http://despertando.me/?p=91770

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...