10 de agosto de 2012

SÍNTOMAS: TE ESTÁ SUCEDIENDO ÉSTO?

¿Has estado alguna vez en medio de una conversación fascinante y de pronto no puedes recordar ni acceder a las palabras o nombres más simples?

¿Te encuentras comiendo varias veces al día, pues sientes como si tu nivel de azúcar en la sangre se desplomara?
¿Has tenido períodos donde no podías dormir toda la noche o tal vez te despertabas regularmente entre las 2 y 4 a.m... o has tenido también períodos donde dormías como un tronco toda la noche y durante el día no podías mantener tus párpados abiertos?
O quizás experimentas intermitentemente sentimientos abrumadores de no tener sentido de lugar.

¿Alguna vez te has mirado en el espejo y no sabes a quién rayos estás viendo?

¿Has tenido períodos de tiempo en el que has perdido toda tu pasión, te has sentido desinflado y letárgico, sin poder juntar la energía para hacer nada, y simplemente ya no te importaba?
Si has experimentado alguno de estos escenarios, ciertamente no estás solo. Para la mayoría de nosotros, los síntomas de la ascensión son tal vez los más universales, pero al mismo tiempo, los más desconcertantes y aterradores también. Sin un marco de referencia para lo que estamos experimentando, podemos incluso sentir que estamos desarrollando algún tipo de trastorno mental, o que estamos realmente perdidos. De hecho, esto es básicamente cierto, ¡pues nos estamos perdiendo! Estamos perdiendo todos los aspectos más densos y de menor vibración de nosotros mismos.

Muchas veces ir a un médico puede resultar inútil pues la comunidad médica principal no ha visto y no tiene referencia para la mayoría de estos síntomas. La mayoría de las veces, los síntomas desaparecen eventualmente por su propia cuenta sin ningún tipo de tratamiento. Pero también hay veces que ver a un médico puede ser beneficioso. Y recuerda siempre, que no todos nuestros extraños e incómodos males físicos, mentales y espirituales pueden atribuirse a los síntomas de la ascensión. A veces un cigarro no es más que un simple cigarro.

Aunque los síntomas de la ascensión varían de un individuo a otro, muchos de ellos son bastante universales. Si tienes un síntoma o experiencia extraña que no aparece aquí, no estás solo. Cada uno de nosotros está cableado en forma diferente y experimentaremos este rápido e intenso proceso de acuerdo con quiénes somos, cómo vemos las cosas, lo que creemos, y qué tan conectados y abiertos estamos a la Fuente y a las dimensiones superiores.

Lo que creemos determina cómo conducimos nuestras energías. El filtro a través del cual conducimos nuestra energía, o lo que somos, afectará en gran medida y determinará nuestro proceso de ascensión. Una de las cosas más fáciles y mejores que podemos hacer para promover un proceso de ascensión más suave es no tomar las cosas personalmente. Este proceso no puede ser evitado.

Lo aceptamos porque sabíamos que podíamos manejarlo, y todos estamos juntos en esto. Nada te está atacando personalmente. No estás siendo abandonado, pisoteado, ignorado ni castigado. Tú no has hecho nada malo. No eres una mala persona. Por el contrario, ¡estás teniendo esta experiencia debido a la persona exquisita y grande que tú eres! Tu valentía, fuerza y dedicación son muy reverenciadas por todos los seres vivos en el universo. Esta monumental experiencia de ascensión es una experiencia única, poderosa y sorprendente que está allanando el camino para que lo sigan todos los demás. Al romper el nuevo suelo, estás haciendo las cosas mucho más fáciles para todos los que vienen después de ti. Bendito... pues tú eres verdaderamente divino.

Y sabe que a medida que avanzas a través de tu proceso de Ascensión, tu niño interior y tu ego comienzan a disminuir. De esta manera, el proceso se hace mucho, mucho más fácil con el paso del tiempo. Llegarás a un lugar, si no lo has hecho ya, donde podrás simplemente observar lo que está sucediendo dentro de ti desde afuera. “Oh, otro síntoma está aquí”, podrás pensar o “¡aquí viene otra oleada de energía!” Ya que el proceso de ascensión es tan continuo, eventualmente te familiarizarás con todos sus aspectos y realmente ya no serán gran cosa. Al ir cojeando medio muerto, ¡te acostumbras a eso! (sonrisa) Y llegarás a saber que no te va a matar. Podrías estar muriendo mientras estás vivo y puede sentirse totalmente extraño e incómodo en ocasiones, pero estas sensaciones siempre pasan. Y ya que estamos entrando poco a poco en la energía de sentirse bien y en el estado de ser de sentirse bien, las cosas se ponen mejor y mejor. Al principio, nuestra densidad y la densidad del planeta se están rompiendo y saliendo. Ya que está afuera y a nuestro alrededor, esto es lo único que vemos y experimentamos por un tiempo. Pero se pone mejor y mejor... ¡y ya hemos avanzado tanto! Al final encontrarás que todo vale la pena.

En términos generales, nuestros cuerpos, mentes y espíritus están yendo a niveles superiores. Están perdiendo su densidad. Para poder “morir” o ir a una dimensión superior donde las frecuencias son mucho más altas, uno tiene que “encajar”. No se puede poner una clavija cuadrada en un agujero redondo. Y no se puede exprimir una densa masa de energía a través de un filtro delicado. Mientras hacemos esta sorprendente transición hacia los reinos superiores, estando en un cuerpo físico, mucho se está llevando a cabo ya que estamos transmutando, por así decirlo. Y a medida que elevamos nuestras frecuencias más y más alto (la materia más ligera vibra a una frecuencia más alta), a veces estamos aquí en esta vieja realidad 3D y a veces en una dimensión superior.

En las dimensiones superiores, las cosas son muy diferentes. No estamos acostumbrados a estar ahí mientras estamos todavía habitando nuestro viejo vehículo 3D, con una vieja mente y manera de pensar 3D. Y el nivel físico siempre es el último en ser afectado y cambiar cuando se produce cualquier tipo de cambio.
¡Y mucho cambio se está produciendo!

Así entonces, nuestros cuerpos están transmutando y volviéndose más y más ligeros y más y más puros. Esto puede causar muchos dolores y molestias físicas diversas pues cualquier cosa que vibre más bajo (sobre todo viejos traumas y lesiones o incluso situaciones de desequilibrio en la salud) lo siente más. Cuando las energías superiores llegan, y estamos recibiendo energía más y más alta todos los días, esto afecta a cualquier cosa que sea de una menor vibración. Y cuanto más baja sea la vibración, más se sentirá.

Nuestras mentes están comenzando a ver las nuevas realidades y las formas superiores de ser y de vivir a través de este proceso. A medida que la capa de densidad que ha nublado nuestra manera de pensar se vuelve más y más tenue, es como si ganáramos mucha claridad y percepción y podemos finalmente ver lo que es en realidad... ¡y a veces podemos no saber dónde estamos! A través de este proceso, nuestras emociones también son afectadas. Cuando de pronto empezamos a abrirnos, puede ser muy dramático y bastante desconocido para nosotros. Y nuestros espíritus se están acercando cada vez más a la Fuente conforme empezamos a recordar de qué se trata todo. Los elevados niveles de amor, compasión y gratitud son algunos de los aspectos del proceso de ascensión que más me gustan.

Debido a que estamos regresando a la Fuente y a la versión original purificada de nuestras almas, mucho está implicado en el proceso de deshacerse. ¡Qué emocionante aventura y paseo tan loco es éste!


A continuación se presentan algunas experiencias comunes de dejar atrás el viejo mundo, lo que significan, y algunas herramientas para su comodidad:

De repente te sientes como si hubieras saltado de un precipicio sin red, con una fuerte sensación de no tener ningún sentido de lugar ni nada a qué aferrarte.

Ésta es una indicación de que has hecho una separación de las energías más viejas y densas, que ahora están residiendo donde tú no estás. Esto ocurre muchas veces durante el proceso de ascensión, cada vez que se alcanza una masa crítica por dentro, y a veces por fuera. Esta sensación siempre pasa con el tiempo, aunque puede sentirse muy incómodo cuando está ocurriendo. Podemos tomar consuelo de saber que estos sentimientos siempre pasan, y que a la larga empezamos a reconocer y aceptarlos al producirse con mayor frecuencia.

* Nadie parece notarte, prestarte atención, ni darte mucha -si acaso alguna- consideración.

A veces pareciera que nadie te presta atención

Aunque esto puede crear sentimientos incómodos de falta de respeto, irreverencia e incluso abuso, debes saber que las personas que no te están “viendo” se encuentran en un espacio completamente diferente. En el viejo mundo, muchas personas todavía no han evolucionado a partir de sí mismas, y por lo tanto, están viendo a través de una pared sustancial de densidad o ego.

Todo se trata todavía acerca de lo que hay dentro de ellos, puesto que todavía no están listos para ver que todo a su alrededor es parte de un hermoso todo, que todos y cada uno de nosotros somos una luz brillante que compone ese todo, y que todos somos uno. Mientras más alto vibramos, más invisibles nos volvemos, y más notable es. Tú sabrás cuando seas “visto” y venerado, y éstas son las personas con las que a la larga decidirás pasar tu tiempo.

Los espíritus de la naturaleza siempre nos ven, y es maravilloso pasar el tiempo en torno a ellos. Permanecer en tu santuario personal también puede ayudar. A medida que más y más almas en el planeta empiezan a no tomar las cosas personalmente, van a ser liberados y empezar también a ver lo que está a su alrededor.

* Es difícil estar en multitudes y ya no eres capaz de participar en nada que tenga que ver con la energía grupal.

Deseas estar alejado de grupos y multitudes

A menos que el grupo sea uno muy inusual, donde cada miembro es honrado y respetado por lo que es y lo que tienen para contribuir con cantidades iguales de participación, y un propósito similar que es una pasión para todos los miembros, los grupos ya no van a funcionar para ti. En los grupos de mayor nivel no hay líderes y todos están en igualdad de terreno y son muy “vistos” con mucha gratitud y reverencia. Además, estar alrededor de grupos o multitudes trae una amplia gama de energías diferentes, y cuanto más sensibles nos volvemos, menos podemos procesar o manejar energías demasiado diferentes a la vez. En los reinos superiores, las cosas son muy simples, puesto que mucho de lo que es de menor vibración ha sido transmutado o expulsado. No hay tanta densidad ni variación que atravesar ni sentir. Las opiniones no existen y toda la energía siempre va en la misma dirección. Así, los grupos del viejo mundo pueden sentirse de lo más horrible, una vez que hemos salido de ese mundo. Con los grupos de diversión que están aquí para vibrar en diversión y disfrute, sin otras intenciones, mientras que todos los involucrados van en la misma dirección, siempre es bueno involucrarnos en cualquier momento en nuestro viaje.

* Te sientes muy solo, te quedan apenas unos pocos amigos y seres queridos con quienes conectas regularmente, y nadie realmente piensa como tú, ni comprende tu visión de la realidad.

Pocos amigos comparten tu visión de las cosas

Podemos intentar una y otra vez hacer nuevos amigos, conectar con gente nueva, y unirnos a grupos nuevos, pero a menos que estas energías estén vibrando donde nosotros estamos, siempre puede parecer que vamos en dos direcciones muy diferentes. Es muy común con el proceso de ascensión sentir que todos los demás se encuentran al final de un largo túnel, muy lejos y difíciles de alcanzar. Además, cuanto más evolucionamos, más nos encontramos con que los grupos Nueva Era y “espirituales” ya no encajan, puesto que muchas veces contienen energía vieja y rancia, así como pasan demasiado tiempo enfocados en la espiritualidad intencional, que no existe en los reinos superiores.

Puede ser extremadamente difícil, si no imposible, volver a las energías de las que ya hemos evolucionado… se vuelven simplemente intolerables. El amor siempre vibra alto, y aunque no nos veamos cara a cara con todos a quienes encontramos o con quienes conectamos, conectar con la energía del amor siempre puede servir como el único y solo conector o cosa en común, y va a mantener con vida relaciones que de otra manera se habrían disuelto.

* Has simplificado tu vida en gran medida, te has alejado de las energías más bajas y densas, y sientes que no queda ningún lugar adónde ir.

¡Felicitaciones! Ahora has llegado a tu centro, o más bien al ojo de la tormenta, el espacio entre pensamientos, el ahora, y donde todo es. Además, las realidades de mayor vibración aún no han sido creadas, por lo tanto, no hay ningún lugar adonde ir que coincida con cómo estás ahora vibrando. Una vez que alcanzamos el ojo de la tormenta, empezamos a crear sin esfuerzo casi todo lo que necesitamos o deseamos. Empezamos a crear sin esfuerzo, puesto que lo único que tenemos que hacer es quedarnos quietos, entretener un pensamiento muy al azar, y aquello con lo que deseamos conectar llega sin demora. Yo tengo esta experiencia todo el tiempo, como sé que muchos de ustedes también, así que sé que es muy cierto y muy posible. Muy pronto, ésta será la única realidad que experimentemos, y esto está sucediendo ahora. Sentir la suficiente confianza para dejar atrás el viejo mundo, nos colocará aquí naturalmente. Éste es un espacio muy protegido también.

* Ya no tienes el deseo de sanar a otros, elevar la vibración del planeta, enseñar nuevas formas de ser, leer material espiritual, meditar, SALVAR a nada ni nadie, ni participar en nada que tenga una intención espiritual.

El planeta ahora ha alcanzado un nuevo nivel. Tu trabajo ha terminado. E incluso antes de alcanzar este nuevo nivel, después de que cada uno de nosotros llega a un cierto nivel de frecuencia por dentro, estamos listos para perder ese viejo propósito y tener una vida real. Esto significa que ya no necesitamos hablar de asuntos espirituales, no necesitamos leer acerca de eso, y no necesitamos aprender nada nuevo. Llegamos a saber que ser espirituales se produce naturalmente las 24 horas del día.

Simplemente estamos siendo espirituales, sin tener la intención de serlo. Tener una intención nos sitúa fuera de nuestro centro y también proviene de una vieja postura del ego. Salvar a los demás o entrometerse con deseos intencionales de ayudar a otros cuando no nos lo piden, también está muy fuera de alineación con ser un Ángel de la Tierra. Ofrecer espontáneamente consejos espirituales o mensajes a otros encaja también en esta categoría. Hay una excepción a todo esto y tiene que ver con nuestros escaparates.

Debido a que nuestros escaparates existen en la frontera dimensional, y no en la vieja realidad, ellos servirán para ayudar a otros a llegar al próximo nivel, o al otro lado. De esta manera, nos pedirán ayuda, y quienes pidan estarán en condiciones y listos para recibir lo que necesitan a través de nuestros escaparates. *

Estás tan cansado y agotado de la vieja realidad, que ya no te importa nada y simplemente te rindes con desilusión, agotamiento, apatía y lo que parece ser depresión, con un fuerte deseo de ya no estar aquí. Piensas que NUNCA nada va a cambiar. Estás más allá del desaliento. Ahora estás listo para estar en el ojo de la tormenta. Ahora estás listo para dejar atrás lo viejo.

No necesitabas preocuparte por lo que está sucediendo en otras partes, pues lo que está sucediendo en otras partes ya no tiene nada que ver contigo. Todavía no te habías dado cuenta de que habías “muerto” y cruzado a una nueva realidad. Todavía andabas rondando por el viejo mundo y creyendo que era tu mundo y se trataba de ti. El mundo exterior, o viejo, tenía que hacerse tan desagradable que estuvieras dispuesto a dejarlo ir. Se sentía sumamente desagradable, ya que tú ya no pertenecías allí puesto que habías muerto y ahora estás renaciendo. Vas a saber que has dado el paso y has confiado o te has agotado lo suficiente como para soltarlo todo, cuando te encuentras en estados de gran paz, satisfacción, confianza y tranquilidad. Es entonces que todas tus necesidades serán cubiertas milagrosamente con facilidad y sentirás una paz que nunca has conocido. Y entonces… con el tiempo te reunirás con otros que también están aquí y se unirán para crear algo muy nuevo. Pero antes de que podamos crear algo muy nuevo en una realidad muy nueva, primero tenemos que rejuvenecernos y restaurarnos a nosotros mismos.

Karen Bishop

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...