7 de noviembre de 2013

LA VERDAD DEL ASESINATO DE ROBERT KENNEDY. EL HERMANO DE JOHN KENNEDY.

El asesinato de Robert F. Kennedy, senador de los Estados Unidos y hermano del también asesinado presidente John F. Kennedy, tuvo lugar poco después de la medianoche del 5 de junio de 1968 en Los Ángeles, California.
Oficialmente, el único asesino fue un joven inmigrante palestino de veinticuatro años de edad llamado Sirhan Bishara Sirhan, quien hasta hoy en día permanece encarcelado por el crimen cometido.

Como ocurriera con la muerte de su hermano, John F. Kennedy, el asesinato de Robert y las circunstancias en torno a ello han desatado una gran variedad de teorías conspirativas, particularmente en relación a la existencia de un segundo ejecutor.


Cuatro horas después de las votaciones en California, Kennedy proclamaba su victoria en las primarias demócratas y se dirigió a dar una conferencia de prensa en el Salón de los Embajadores del Hotel Ambassador, sito en el distrito Mil-Wilshire de Los Ángeles.


Pero no llegó porque mientras atravesaba la despensa del lugar junto a sus guardaespaldas surgió de pronto Sirhan y comenzó a disparar un arma que posteriormente se identificaría como un revólver calibre 22 Iver-Johnson Cadet. Esto, claro está, según el informe oficial.


Minutos más tarde arribaron los paramédicos y lo condujeron al Central Receiving Hospital, distante a una milla, llegando en estado preagónico.

Kennedy había recibido tres disparos. Una bala, disparada a una distancia de una pulgada (2,54 cm) penetró por detrás de su oreja izquierda, dispersando fragmentos en su cerebro. Las otras dos penetraron por la parte trasera de su axila derecha; una salió por el pecho y la otra se alojó en la parte trasera del cuello. A pesar de la extensa neurocirugía practicada en el Good Samaritan Hospital para extraer la bala y fragmentos de hueso del cerebro, Kennedy moriría a la 1:44 a.m., casi 26 horas después de ser baleado. Otras cinco personas también recibieron heridas graves pero todas sobrevivieron.

Según el informe oficial, en el domicilio de Sirhan Sirhan se encontró un diario suyo en el que había anotado: "Mi determinación de eliminar a RFK se torna cada vez más en una obsesión inamovible. RFK debe morir. RFK debe ser aniquilado. Robert F. Kennedy debe ser asesinado...Robert F. Kennedy tiene que ser asesinado antes del 5 de junio de 1968".

Se ha sugerido que el día del asesinato es significativo, pues se corresponde con el aniversario primero del primer día de la Guerra de los Seis Días entre Israel y sus vecinos árabes. Cuando Sirhan fue apresado por la policía, encontraron en su bolsillo un artículo periodístico que versaba sobre el apoyo de Kennedy a Israel y, en el juicio, Sirhan testificó que comenzó a odiar a Kennedy luego de leer dicho escrito. Esta pretendida interpretación de su móvil ha sido sin embargo criticada duramente por considerarse una simplificación que no toma en cuenta los profundos conflictos psicológicos de Sirhan.

Durante el juicio, los abogados defensores intentaron basar sus argumentos en demostrar una capacidad de discernimiento disminuida de su defendido, mientras éste intentó confesar su culpa y se consideró a sí mismo responsable en varias ocasiones. Sirhan testificó que había asesinado a Kennedy "con veinte años de premeditación", a pesar de haber afirmado desde su detención que no recordaba los hechos. El juez no aceptó esta confesión y fue desestimada posteriormente.
Sirhan fue declarado culpable el 17 de abril de 1969 y seis días después fue sentenciado a muerte. Posteriormente (1972), la sentencia fue conmutada por privación perpetua de libertad, luego de que la Corte Suprema de California, basada en el caso California vs. Anderson, invalidara todas las penas de muertes pendientes que fueran impuestas antes de 1972.

En 2006 a Sirhan le fue negada la libertad condicional por trigésima ocasión y actualmente se encuentra confinado en la Prisión Estatal de California, en Corcoran.

Las preguntas fundamentales en este caso son, por supuesto, si además de Srhiran existieron otros tiradores, ya que hay testimonios de que en lugar hubo una pareja conformada por un hombre de cabello rubio y ella con una pollera blanca con lunares negros, a la que alguien le habría oído decir “disparamos” contra el senador, aunque otros dicen que lo que dijo realmente fue “dispararon” contra el senador.
Corrobora la tesis de otros tiradores el hecho de que, según algunos investigadores, existieron 13 disparos cuando en realidad la pistola de Srhiran solo tenía un cargador con capacidad para 8 disparos nada más.


Para aclarar todas las dudas hicimos una sesión el 1 de febrero de 2012 actuando como médium el profesor Jorge Olguín y como interlocutor el suscripto.

Se presentó a dialogar el Maestro de Luz Ruanel.
Interlocutor: El asesinato de Robert Kennedy tiene tantos puntos oscuros, tantas contradicciones, que incluso nos hacen pensar que quien ha sido condenado como su autor en realidad no lo sea.

Ruanel: Hubo un matrimonio que nunca fue involucrado en el asesinato, Mike y Mary Larson...

Interlocutor: ¿Estamos hablando de esa pareja que algunos vieron en el lugar, él un joven rubio y ella con pollera blanca con lunares negros?

Ruanel: Así es... Ellos fueron los autores directos del asesinato del senador.

Interlocutor: ¿Estaban programados hipnóticamente?

Ruanel: No, en absoluto, simplemente estaban en complicidad con algunos de los agentes de seguridad.

Interlocutor: ¿La CÍA estaba involucrada?


Ruanel: Sí, así es, estaba involucrada como también lo estuvo en el asesinato de John Kennedy.

Interlocutor: ¿Y cuál fue el motivo? Lo pregunto porque es obvio que tuvo que existir un motivo.

Ruanel: El motivo fue que no les convenía la presidencia de esta querida persona.

Interlocutor: ¿Por alguna razón especial o por varias?

Ruanel: Por varias razones.
I
nterlocutor: ¿Y el autor del homicidio quién fue realmente?

Ruanel: La persona acusada y condenada tenía un arma en la mano pero nunca disparó, incluso tampoco se le hizo el famoso test de la pólvora en los dedos. Todo fue preparado para incriminarlo.

Interlocutor: ¿Srhiran fue programado hipnóticamente?

Ruanel: Así es, fue programado hipnóticamente por el psiquiatra que también programó a los cinco asesinos del caso denominado "El Estrangulador de Boston", William Joseph Bryan.

Interlocutor: ¿Concretamente, entonces, Srhiran no asesinó a Robert Kennedy?

Ruanel: No, no lo asesinó porque, reitero, él no disparó ningún tiro, ya que quienes lo hicieron fueron Mike y Mary Larson.

Interlocutor: ¿Cuántos fueron los disparos que este matrimonio realizó?

Ruanel: Fueron 13, de los cuales le corresponden siete al hombre y seis a la mujer.

Interlocutor: ¿Pero cómo es que el informe oficial dice que el cargador del revólver de Srhiran estaba vacío?

Ruanel: El revólver fue descargado posteriormente. En realidad hacer esto es algo muy fácil: a quien lo quieran involucrar le toman la mano, le ponen en ella el revólver y lo fuerzan a disparar contra algo. Después le hacen el test de la pólvora y ya está.

Interlocutor: Entiendo... De esa forma hasta pueden involucrar a un muerto... ¿Esos disparos lo hicieron en el mismo lugar del hecho?

Ruanel: No, lo hicieron después en otro lugar.

Interlocutor: ¿Srhiran tenía el cargador completo en el momento del asesinato?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Y por qué no disparó?

Ruanel: La idea de él no era disparar, sino solo amedrentar.

Interlocutor: No entiendo bien... ¿Es decir que Srhiran, a pesar de haber sido programado hipnóticamente para asesinar a Robert Kennedy no lo hizo?

Ruanel: No lo hizo porque no fue programado hipnóticamente para asesinarlo, sino solo para amedrentarlo. Fíjate lo ilógico, que se dice que el asesinato lo planificó desde muchísimo tiempo atrás cuando en realidad muchísimos años atrás ni siquiera remotamente se pensaba en Robert Kennedy como candidato a nada.
Interlocutor: Obvio...

Ruanel: O sea que es demasiado ilógico que haya escritos de años atrás como para que puedan haber inducido a alguien en contra de Robert Kennedy. Todo eso fue preparado para incriminarlo.

Interlocutor: Entiendo... Pero por lo que veo, las órdenes hipnóticas no son tan poderosas porque si Srhiran estaba programado para asesinar a Robert Kennedy, al final solo tenía la idea de amedrentar y no matarlo...

Ruanel: No, no es así... Seguramente olvidaste lo que dije recién, que Srhiran no fue programado para matar sino solo para amedrentar.

Interlocutor: Tiene razón, Maestro, se me había olvidado...

Ruanel: Reitero que Srhiran fue programado para accionar y solo hasta allí tenía que llegar.

Interlocutor: Ahora está todo claro... A ver, entonces, si entendí: todos los disparos de los que se habla, es decir, 13, fueron disparados por el matrimonio formado por Mike y Mary Larson.

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Este matrimonio simplemente eran fanáticos? Lo pregunto porque usted dijo que no habían sido programados hipnóticamente.

Ruanel: No, fanáticos no, simplemente operaban encubiertos.

Interlocutor: ¿Pertenecían a la CÍA?

Ruanel: Pertenecían a una agencia secreta y no eran fanáticos de ninguna facción oriental.

Interlocutor: Entiendo... He leído que Srhiran sigue en prisión... ¿es así?
Ruanel: Correcto.
Interlocutor: Parecería que este asunto está completamente aclarado... ¿Habría algo más para decir?

Ruanel: Solamente señalar que Robert Kennedy, de ser elegido, hubiera sido mejor presidente y con mayores proyectos económicos y pacifistas que su hermano John.

Interlocutor: ¿Cómo es que lo dice, Maestro, si nosotros sabemos que los espíritus no pueden ver el futuro?

Ruanel: A pesar de que como espíritus no podemos saber el futuro, porque tenemos la misma limitación que vosotros en cuanto a vislumbrarlo, sí tenemos una perspectiva mayor a la de ustedes y entonces de alguna manera podemos sacar conclusiones.

Interlocutor: Desde ya que en algún universo alterno Robert Kennedy no fue asesinado...

Ruanel: Así es, e incluso fue reelegido.

Interlocutor: Bueno, pero eso es otra historia, y aquí tenemos que ocuparnos de este universo... Este receptáculo estaba planteando hace unos minutos que no estaba seguro --y yo tampoco lo estoy-- si alguien programado hipnóticamente con dolor, con tortura, por supuesto, es capaz de reaccionar y caer en trance simplemente con una llamada... ¿Es así?

Ruanel: Tiene que ver con la idiosincrasia de la persona hipnotizada y de la profundidad de la hipnosis... Se han dado casos de soldados americanos, torturados en China, donde no está presente el famoso efecto "secuestrador-secuestrado", pero sí hay una especie de empatía con el jefe chino que se muestra amable con el prisionero torturado y le da cigarrillos...



Interlocutor: ¿Usted está haciendo alguna referencia a la película "El candidato manchuriano", con Laurence Harvey y Frank Sinatra en los papeles principales, y que después se hizo una "remake" con Denzel Whasington?

Ruanel: Correcto... Ese tipo de casos son reales, y las víctimas pueden ser programadas para matar candidatos americanos, sean presidentes o senadores o lo que fueren.
Interlocutor: ¿Hay muchos casos de homicidios cuyos asesinos fueron programados hipnóticamente, por ejemplo el de Luther King?

Ruanel: Sí, así es... Fíjate que en la actualidad hay casos de muertes de senadores americanos a manos de oficiales que hacían una vida normal, estaban casados y con hijos. En otros asesinatos similares los autores han sido acusados y condenados, lo que resulta muy sospechoso porque se trata de soldados americanos incluso con medallas al valor. Estos casos están siendo investigados muy discretamente en estos momentos, reitero "en estos momentos", por agentes femeninos del F.B.I. porque sospechan de una programación hipnótica.

Interlocutor: Entiendo... Realmente es increíble... ¿El terrorista que atentó contra el Papa Juan Pablo II, Alí Agca, también estaba programado hipnóticamente?

Ruanel: Así es.

Interlocutor: ¿Podríamos ampliar más adelante estas cuestiones que parecen tan interesantes como relevantes?

Ruanel: Sí, por supuesto.

Interlocutor: Bueno, Maestro, hasta luego entonces.

http://grupoelron.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...