7 de marzo de 2015

¿Quiénes son los ángeles? ¿Cómo son los ángeles?

Los ángeles integran el llamado Grupo Solar (Ángeles y Arcángeles) y el grupo de los guías (los ángeles de la guarda). Son aquellos que nos observan, que nos aman y nos aportan una información maravillosa. Los ángeles están llenos de información práctica y amor para nosotros. Por ejemplo Solara y el Arcángel Miguel. Los guías o ángeles de la guarda, como los conocemos, nos fueron asignados a cada uno de nosotros al principio de nuestras vidas. Se encuentran cerca de nosotros y nos aman profundamente. Son aquellos a los que ocasionalmente percibimos, pero que siempre parecen estar fuera de nuestro alcance. (Los sueños constituyen a menudo el vehículo de comunicación con los guías).
.
Dado que es un tema bastante extenso, responderé algunas preguntas frecuentes.

¿Cómo son los ángeles?

Sargolais, un ángel guardián contesta:

"Es difícil responder. Los físicos encuentran el mismo problema para determinar cómo es un electrón. ¿Es una partícula o una onda? ¿Está en un solo sitio en un momento dado o en varios?

Lo mismo ocurre con los ángeles. Nuestro cuerpo existe en varios sitios a un mismo tiempo o en todos ellos. ¿Cómo pues, podrían ustedes dibujar el retrato de un ángel o tomarle una foto? No se puede. Podemos retrasarnos lo suficiente para aparecer en un solo sitio y tiempo, pero lo hacemos por vosotros.

Si vuestros sentidos sutiles estuvieran plenamente desarrollados, como lo estarán en vuestra historia futura, podrías comenzar a vernos como seres de radiantes pulsaciones lumínicas. Esta luz no es como la que procede del sol, el fuego o una bombilla eléctrica. Es una luz mucho más sutil que todo lo penetra. Nos verías así, pero también nos verías en muchos sitios diferentes al mismo tiempo. Sería como sostener muchas diapositivas de la misma persona contra una luz intensa para poderlas ver todas al mismo tiempo. En medio de esta superposición de cuerpos veríais una intrincada trama de fibras, como filigrana, o más correctamente, como los meridianos, esas fibras de energía en flujo por el sistema de acupuntura de vuestro cuerpo. Algunas de esas fibras estarían dentro de nuestro cuerpo, pero muchas se extenderían también hacia afuera, sin tiempo ni espacio, hacia todos los rincones del universo. Son esas fibras lo que algunos han percibido como alas, así como es nuestra luz la que ha inspirado en otros la idea de que tenemos halo.

Hay muchos tipos diferentes de ángeles. Algunos podríamos parecernos a esferas multidimensionales; otros a rayos de luz, espirales de luz, conos de luz, y el tamaño vararía desde una mota hasta una galaxia. Aunque nuestro tamaño es filtrado por vuestaras percepciones, guarda alguna relación con nuestra función y nuestra naturaleza. Cuanto más grandes parecemos, más colectiva es nuestra función. Así, algunos de los que llamáis 'Seres Superiores', se os presentarán como más grandes."

¿Cuántos tipos de ángeles hay?

Las tres principales religiones del mundo occidental (judaísmo, cristianismo e islamismo), así como prácticamente todos los sistemas de creencias religiosas del mundo entero, incluyen a seres celestiales en sus cosmologías. Los ángeles, como los humanos, pertenecen a familias o grupos que se diferencian por sus niveles vibratorios. En las jerarquías angélicas lo superior se entiende no como "mejor" sino como más sutil. Los textos de ángeles más conocidos los disponen en tres "esferas" o "coros", ya que sus voces cantan alabanzas a la Creación componiendo la "música de las esferas", explicada en los textos herméticos como la vibración básica del Universo. Comenzando por los más próximos a Dios y terminando con los más próximos al mundo físico, esta es la disposición de los coros angélicos:

Primera esfera:
1. Serafines
2. Querubines
3. Tronos

Segunda esfera:
4. Dominios
5. Virtudes
6. Poderes

Tercera esfera:
7. Principados
8. Arcángeles
9. Ángeles

Los ángeles nos dicen que aunque nos parezca que hay rangos jerárquicos, es más apropiado visualizar todos estos órdenes en un gran círculo, en el que lo más alto y lo más bajo se dan la mano. Si en el centro hay energía pura, ésta va modificando su vibración y desde el estado de luz, pasa a ser calor y finalmente materia.

Los devas o espíritus de la naturaleza también son ángeles?

Los espíritus de la naturaleza son en sí un orden angélico, pero están literalmente en una longitud de onda diferente de la de nuestros acompañantes espirituales. Son los patrones imperantes que controlan todo lo viviente: lo que crece, las cocechas y los jardines, selvas y lagos, peces, aves y animales. vemos su sombra en configuraciones tales como las bandadas de pájaros, los cardúmenes de peces, así como en el trazo inigualable y delicado de una simple hoja.

Los devas de la naturaleza co-crean y nutren el ambiente físico, cosa que hacen con independencia de los esfuerzos humanos. Aunque en lugares como Findhorn, Escocia, o Perelanda, Virginia, se puede ver y apreciar el enorme beneficio mutuo de una colaboración conciente entre humanos y espíritus de la naturaleza. De todos los seres angélicos, los espíritus de la naturaleza son los más afines a nuestra realidad humana. Son un reino que merece gran respeto, pues ha sido el más afectado por nuestras locuras ambientales. Sin embargo, continúan sirviendo de buen grado. Abrirnos ahora a ellos es muy importante, pues poseen mucha información vitalmente necesaria en esta época de transformación planetaria.

¿Cómo podemos percibir a los ángeles?

No hay una manera correcta de percibir a los ángeles. Se manifiestan de mil modos diferentes a diferentes personas, con apariencias que son sumamente personales según cada individuo. Normalmente se comunican con nosotros en nuestros sueños, normalmente los vemos como figuras sabias o protectoras que nos prestan consejo o ayuda o simplemente nos hacen felices con su sola presencia; pero a veces los vemos como ángeles en la imagen de seres perfectos, espléndidos y de una belleza absolutamente pura. Durante las horas de vigilia también podemos percibirlos bajo determinadas circunstancias. Algunas personas sienten su presencia físicamente, como un escalofrío o un cosquilleo en la nuca, como "piel de gallina" en los brazos o como una sensación de calor más o menos intensa; algunos pueden ver fugazmente alguna luz, una figura alada, o simplemente algún desconocido que les resulta extrañamente familiar, otros pueden escuchar sonidos sutiles como campanitas o percibir un perfume o aroma agradable sin ningún motivo aparente. Las apariciones inesperadas de ciertos animales o las sincronicidades que nos llevan a leer mensajes que forman parte de otros contextos como anuncios o titulares de periódicos, son también subterfugios que utilizan nuestros ángeles para entrar en contacto con nosotros.

¿Cómo podemos comunicarnos con los ángeles?

Los ángeles están aquí. Ahora mismo, mientras lees esto, puedes comenzar a hablar con ellos, si lo deseas. Puedes sentarte a meditar en silencio, convocarlos, hablar con ellos, hacerles algunas preguntas y apuntar en un cuaderno las respuestas que te den. Relájate y confía en lo primero que te venga a la mente. Este es un acto de fe y confianza. Si necesitas desarrollar tu fe y tu confianza primero, puedes comenzar a comunicarte con ellos a través de oráculos y juegos de cartas, por ejemplo.

Sólo hay una condición básica: es imprescindible creer en su existencia y en su ayuda, de lo contrario no pueden manifestarse. Los ángeles no pueden penetrar directamente en nuestra voluntad, ni modificar nuestro razonamiento de forma arbitraria ya que tenemos libre albedrío y ellos lo respetan profundamente. ¿Acaso puede venir a nuestra vida el amor, la abundancia o el éxito cuando creemos firmemente que esto no es posible?

Conforme aprendemos a confiar y a creer en ellos y desarrollamos nuestras capacidades perceptivas más sutiles, incluso podemos llegar a verlos y a escucharlos nítidamente. Todo es custión de desearlo, de solicitar el contacto, de estar abiertos a escuchar y seguir nuestra intuición y perseverar en nuestra intención. Ellos desean comunicarse con nosotros, tanto o más que nosotros mismos, así es que nos llevarán de la mano en cuanto manifestemos la más leve intención de entablar contacto.

Existen muchas maneras de hablar con los ángeles; buscar su amistad no es algo que se limite a un solo sistema de creencias, cualquier que éste sea. Vincularse con ellos es el paso siguiente en nuestra evolución como especie de seres concientes. De hecho, también es el paso siguiente de la evolución de los ángeles que trabajan con nosotros. Por ende, el intercambio va y viene, como en cualquier buena relación.

"¿Quiénes son los ángeles? www.chamanpaulino,com Los ángeles integran el llamado Grupo Solar (Ángeles y Arcángeles) y el grupo de los guías (los ángeles de la guarda). Son aquellos que nos observan, que nos aman y nos aportan una información maravillosa. Los ángeles están llenos de información práctica y amor para nosotros. Por ejemplo Solara y el Arcángel Miguel. Los guías o ángeles de la guarda, como los conocemos, nos fueron asignados a cada uno de nosotros al principio de nuestras vidas. Se encuentran cerca de nosotros y nos aman profundamente. Son aquellos a los que ocasionalmente percibimos, pero que siempre parecen estar fuera de nuestro alcance. (Los sueños constituyen a menudo el vehículo de comunicación con los guías). . Dado que es un tema bastante extenso, responderé algunas preguntas frecuentes. ¿Cómo son los ángeles? Sargolais, un ángel guardián contesta: "Es difícil responder.

Los físicos encuentran el mismo problema para determinar cómo es un electrón. ¿Es una partícula o una onda? ¿Está en un solo sitio en un momento dado o en varios? Lo mismo ocurre con los ángeles. Nuestro cuerpo existe en varios sitios a un mismo tiempo o en todos ellos. ¿Cómo pues, podrían ustedes dibujar el retrato de un ángel o tomarle una foto? No se puede. Podemos retrasarnos lo suficiente para aparecer en un solo sitio y tiempo, pero lo hacemos por vosotros. Si vuestros sentidos sutiles estuvieran plenamente desarrollados, como lo estarán en vuestra historia futura, podrías comenzar a vernos como seres de radiantes pulsaciones lumínicas.


Esta luz no es como la que procede del sol, el fuego o una bombilla eléctrica. Es una luz mucho más sutil que todo lo penetra. Nos verías así, pero también nos verías en muchos sitios diferentes al mismo tiempo. Sería como sostener muchas diapositivas de la misma persona contra una luz intensa para poderlas ver todas al mismo tiempo. En medio de esta superposición de cuerpos veríais una intrincada trama de fibras, como filigrana, o más correctamente, como los meridianos, esas fibras de energía en flujo por el sistema de acupuntura de vuestro cuerpo. Algunas de esas fibras estarían dentro de nuestro cuerpo, pero muchas se extenderían también hacia afuera, sin tiempo ni espacio, hacia todos los rincones del universo. Son esas fibras lo que algunos han percibido como alas, así como es nuestra luz la que ha inspirado en otros la idea de que tenemos halo. Hay muchos tipos diferentes de ángeles.

Algunos podríamos parecernos a esferas multidimensionales; otros a rayos de luz, espirales de luz, conos de luz, y el tamaño vararía desde una mota hasta una galaxia. Aunque nuestro tamaño es filtrado por vuestaras percepciones, guarda alguna relación con nuestra función y nuestra naturaleza. Cuanto más grandes parecemos, más colectiva es nuestra función. Así, algunos de los que llamáis 'Seres Superiores', se os presentarán como más grandes." ¿Cuántos tipos de ángeles hay? Las tres principales religiones del mundo occidental (judaísmo, cristianismo e islamismo), así como prácticamente todos los sistemas de creencias religiosas del mundo entero, incluyen a seres celestiales en sus cosmologías. Los ángeles, como los humanos, pertenecen a familias o grupos que se diferencian por sus niveles vibratorios. En las jerarquías angélicas lo superior se entiende no como "mejor" sino como más sutil. Los textos de ángeles más conocidos los disponen en tres "esferas" o "coros", ya que sus voces cantan alabanzas a la Creación componiendo la "música de las esferas", explicada en los textos herméticos como la vibración básica del Universo.

Comenzando por los más próximos a Dios y terminando con los más próximos al mundo físico, esta es la disposición de los coros angélicos:

Primera esfera: 1. Serafines 2. Querubines 3. Tronos
Segunda esfera: 4. Dominios 5. Virtudes 6. Poderes
Tercera esfera: 7. Principados 8. Arcángeles 9. Ángeles

Los ángeles nos dicen que aunque nos parezca que hay rangos jerárquicos, es más apropiado visualizar todos estos órdenes en un gran círculo, en el que lo más alto y lo más bajo se dan la mano. Si en el centro hay energía pura, ésta va modificando su vibración y desde el estado de luz, pasa a ser calor y finalmente materia. Los devas o espíritus de la naturaleza también son ángeles? Los espíritus de la naturaleza son en sí un orden angélico, pero están literalmente en una longitud de onda diferente de la de nuestros acompañantes espirituales.

Son los patrones imperantes que controlan todo lo viviente: lo que crece, las cocechas y los jardines, selvas y lagos, peces, aves y animales. vemos su sombra en configuraciones tales como las bandadas de pájaros, los cardúmenes de peces, así como en el trazo inigualable y delicado de una simple hoja. Los devas de la naturaleza co-crean y nutren el ambiente físico, cosa que hacen con independencia de los esfuerzos humanos. Aunque en lugares como Findhorn, Escocia, o Perelanda, Virginia, se puede ver y apreciar el enorme beneficio mutuo de una colaboración conciente entre humanos y espíritus de la naturaleza. De todos los seres angélicos, los espíritus de la naturaleza son los más afines a nuestra realidad humana.

Son un reino que merece gran respeto, pues ha sido el más afectado por nuestras locuras ambientales. Sin embargo, continúan sirviendo de buen grado. Abrirnos ahora a ellos es muy importante, pues poseen mucha información vitalmente necesaria en esta época de transformación planetaria. ¿Cómo podemos percibir a los ángeles? No hay una manera correcta de percibir a los ángeles. Se manifiestan de mil modos diferentes a diferentes personas, con apariencias que son sumamente personales según cada individuo. Normalmente se comunican con nosotros en nuestros sueños, normalmente los vemos como figuras sabias o protectoras que nos prestan consejo o ayuda o simplemente nos hacen felices con su sola presencia; pero a veces los vemos como ángeles en la imagen de seres perfectos, espléndidos y de una belleza absolutamente pura. Durante las horas de vigilia también podemos percibirlos bajo determinadas circunstancias.

Algunas personas sienten su presencia físicamente, como un escalofrío o un cosquilleo en la nuca, como "piel de gallina" en los brazos o como una sensación de calor más o menos intensa; algunos pueden ver fugazmente alguna luz, una figura alada, o simplemente algún desconocido que les resulta extrañamente familiar, otros pueden escuchar sonidos sutiles como campanitas o percibir un perfume o aroma agradable sin ningún motivo aparente.

Las apariciones inesperadas de ciertos animales o las sincronicidades que nos llevan a leer mensajes que forman parte de otros contextos como anuncios o titulares de periódicos, son también subterfugios que utilizan nuestros ángeles para entrar en contacto con nosotros. ¿Cómo podemos comunicarnos con los ángeles? Los ángeles están aquí. Ahora mismo, mientras lees esto, puedes comenzar a hablar con ellos, si lo deseas. Puedes sentarte a meditar en silencio, convocarlos, hablar con ellos, hacerles algunas preguntas y apuntar en un cuaderno las respuestas que te den. Relájate y confía en lo primero que te venga a la mente. Este es un acto de fe y confianza. Si necesitas desarrollar tu fe y tu confianza primero, puedes comenzar a comunicarte con ellos a través de oráculos y juegos de cartas, por ejemplo.

Sólo hay una condición básica: es imprescindible creer en su existencia y en su ayuda, de lo contrario no pueden manifestarse. Los ángeles no pueden penetrar directamente en nuestra voluntad, ni modificar nuestro razonamiento de forma arbitraria ya que tenemos libre albedrío y ellos lo respetan profundamente. ¿Acaso puede venir a nuestra vida el amor, la abundancia o el éxito cuando creemos firmemente que esto no es posible? Conforme aprendemos a confiar y a creer en ellos y desarrollamos nuestras capacidades perceptivas más sutiles, incluso podemos llegar a verlos y a escucharlos nítidamente. Todo es custión de desearlo, de solicitar el contacto, de estar abiertos a escuchar y seguir nuestra intuición y perseverar en nuestra intención. Ellos desean comunicarse con nosotros, tanto o más que nosotros mismos, así es que nos llevarán de la mano en cuanto manifestemos la más leve intención de entablar contacto.

Existen muchas maneras de hablar con los ángeles; buscar su amistad no es algo que se limite a un solo sistema de creencias, cualquier que éste sea. Vincularse con ellos es el paso siguiente en nuestra evolución como especie de seres concientes. De hecho, también es el paso siguiente de la evolución de los ángeles que trabajan con nosotros. Por ende, el intercambio va y viene, como en cualquier buena relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...