21 de abril de 2015

21 CURIOSIDADES SOBRE LA INDUSTRIA DE LOS HUEVOS QUE SIEMPRE HAN TRATADO DE OCULTARNOS.

Es el huevo un ingrediente imprescindible en tu plato?.


Los pollos son animales inteligentes, sociales y sensibles que merecen una vida infinitamente mejor que la que podrás conocer a continuación. Si quieres contribuir a la causa, puedes bajar tu consumo de huevos para no dejarlos así de repente y por supuesto, compartir este tipo de información para que todos se enteren del tipo de horrores que se viven en el mundo.



1. Una gallina necesita aproximadamente 34 horas para crear un huevo.



2. Para poder cumplir con la demanda, más de 300 millones de gallinas son usadas cada año en Estados Unidos sólo para la industria de huevos.



3. Su vida consiste en dos años de miseria, que comienzan en el mismo segundo en que nacen.



4. Los pollos nacen en incubadoras, lo que los priva de su madre desde antes de salir del cascarón.



5. Nunca sabrán quienes son sus padres.



6. Al poco tiempo de nacer, son separados entre machos y hembras.






7. Las hembras siguen su vida en la industria ponedora de huevos.



8. Los machos son puestos en bolsas de basura para morir sofocados.



9. Otros machos, son triturados mientras siguen con vida.




10. A las hembras les cortan el final de sus picos con una cuchilla caliente.

11. Entre 5 a 11 gallinas viven hacinadas en pequeñas jaulas.

12. Las jaulas están amontonadas la una sobre la otra.

13. Las heces caen sobre las jaulas inferiores.

14. Debido a las pésimas condiciones de vida, las gallinas mueren en las mismas jaulas.

15. Muchas veces, ya muertas las gallinas se pudren por semanas al lado de sus compañeras.




16. Después de dos años, las que lograron vivir son enviadas al matadero.



17. En los mataderos, estas gallinas tienen el mismo fin sangriento que los pollos criados para el consumo de su carne.



18. Los encadenan y los cuelgan boca abajo.






19. Son electrocutados.

20. Les cortan la garganta.

21. Son introducidos en agua hirviendo para morir y hacer más fácil el desplumado.


Te hemos expuesto 21 curiosidades sobre la industria de huevos, pero cabe citar que no hemos mencionado aquellos derechos básicos mínimos en relación al alimento, a la bebida o a poder pisar el suelo. Tampoco debemos olvidar que el arte de la mercadotecnia consiste en jugar con expresiones que engañan al consumidor sin que lo parezca. Así, en el supermercado se podrán ver paquetes con la etiqueta "huevos procedentes de gallinas camperas al aire libre" acompañada de una fotografía de una gallina picoteando a sus anchas en un prado de hierba verde y abundante en un día soleado. Ahora bien, veamos qué impone la legislación para tener derecho a dicho etiquetado: "Por el día, acceso a un recorrido exterior en su mayor parte recubierto de vegetación (4 metros cuadrados de terreno por gallina)" supongo que sólo un experto en marketing detectará la trampa que se oculta bajo esta fórmula, aunque, quien sea algo suspicaz se inquietará por la cuestión de que la gallina tenga derecho a acceder, no a una pradera, sino a un simple "Terreno" recubierto "En su mayor parte" de vegetación, pudiendo ser el resto de escombros u hormigón mismo. Y teniendo razón en inquietarse, la realidad es que la verdadera trampa se encuentra en la expresión "Acceso a un recorrido exterior". Imagínate una nave de 150 metros de largo con techo de chapa ondulada, llena de miles de gallinas como sardinas en lata. El olor es nauseabundo. El ruido, ensordecedor. 
Las gallinas están en un estado de estrés y agresividad tales que se pelean de modo constante, arrancándose las plumas y picándose en los ojos o arañándose. Algunas de ellas tienen las patas o las alas rotas. Uno no se puede aventurar a entrar en esta nave sin protección especial. ¿Ves lo que es capaz de hacer el animal humano? ¿Lo ves? En la pared de esta nave hay tres placas móviles de 40 centímetros de largo a ras de suelo, que el dueño de la explotación retira cada mañana. Y ya está. Eso es suficiente para que pueda declararse que las gallinas tienen acceso a un recorrido exterior. Técnicamente es posible imaginar que un cierto número de gallinas efectivamente salgan al exterior pero, el problema es que al haber nacido polluelos dentro de naves cerradas, jamás han visto la luz del día y tienen miedo a salir. A pesar de ese "Acceso al exterior" es posible que la gran mayoría de gallinas no osen nunca asomar el pico. Es más, a las gallinas las alimentan con maíz modificado genéticamente. Ellas naturalmente comerían gusanos o hierba. El maíz y los cereales les hace tener más huevos de los que deberían. El huevo no es más que su menstruación, un óvulo sin fecundar.

SandRamirez.
www.sandramirez.comwww.luchandoporellos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...