14 de diciembre de 2015

El Codex Gigas, "La Biblia del Diablo"

Si nos paramos a pensar, durante toda la historia han existido libros que, de una manera u otra, han sido relacionados con lo oscuro, con el mal.

Uno de los más famosos y reconocidos por el mundo es el Necronomicón, el cual abordaremos próximamente. Pero si investigamos y profundizamos un poco, buscando un libro con una conexión directa con el mal, que por supuesto exista, y no sea parte de un mito o leyenda del que no se ha podido establecer su veracidad, nos topamos de frente con el Codex Gigas, más conocido como "La Biblia del Diablo".

Sobre el Codex Gigas existen mitos y leyendas para todos los gustos y creencias, se dice que sus páginas están hechas a base de piel de animales, pero lo que es verdaderamente cierto, es que físicamente, es el manuscrito con el mayor tamaño que se conserva de la Edad Media y lo que nos es más importante, también el más misterioso.

La historia del Codex Gigas comienza en el siglo XIII (1229) , cuando un monje benedictino lo redacta en lo que hoy se conoce como la República Checa. Este monje, según cuentan, se saltó todas la reglas definidas del código monástico y fue condenado a ser emparedado. Se le dio una posibilidad de ser absuelto, y era escribiendo un libro que, por su contenido, glorificase la institución y abarcara a la vez todo el conocimiento humano conocido... En tan solo 24 horas.

La ardua tarea era a primera vista imposible, pero el monje lo creía posible, por lo que comenzó a darle forma a lo que sería todo el conocimiento bíblico escrito en pieles de animales. A media noche, el monje, consciente de la imposibilidad de terminarlo hizo lo único que se le ocurrió para salvar su vida, entregar su alma al Diablo a cambio de terminar el libro y salvarse. Se dice que en ese instante el mismísimo Diablo tomó las riendas del libro y terminó de escribirlo, recogiendo entre sus páginas todas las enseñanzas y conocimientos que quería que la humanidad conociese.

Se dice que es ese el motivo por el que el Codex Gigas tiene una imagen del Diablo entre sus páginas, hecha por el monje en agradecimiento. Este es el motivo por el que ha pasado a la historia con el nombre de "la Biblia del Diablo".

Cuando fueron a ver al monje, sus captores quedaron asombrados al ver que la obra estaba terminada, el libro contaba de 624 páginas, con unas dimensiones de de 92 x 50,5 x 22 cm. y un peso de más de 75 Kg. un tamaño que incluso a día de hoy, es desmesurado.

De la obra original, en la actualidad no se conservan todas las páginas, ya que muchas de ellas fueron arrancadas debido a que, según se afirma, contenían pasajes verdaderamente diabólicos y secretos que no debían conocerse. La página 280 fue la que el monje dedicó al Diablo.

Aquel libro salvó la vida del monje, pero a partir de ese momento nació la leyenda del Codex Gigas. ¿Qué conocimiento oculta en sus páginas?¿Qué finalidad persigue?¿Quién lo escribió realmente?

Algunas de estas preguntas no las hemos hecho muchos de los que hemos tenido la suerte de poder leer sus páginas y observar sus dibujos. La historia en muchos casos, y los avances científicos en otros, han dado la razón a quienes creemos que sea quien fuere el autor, encierra mucho más de lo que parece.
Basándonos en su contenido, el Codex Gigas tiene enormes conocimientos de materias muy diversas como fórmulas médicas para el tratamiento de enfermedades, hierbas de todo tipo y las propiedades de las mismas, enormes conocimientos de historia, textos para el cuidado del alma, conjuros e incluso soluciones para todo tipo de problemas de la vida diaria.

A pesar del enorme valor del mismo, el Codex Gigas permaneció escondido en el monasterio benedictino de Podlažice, hasta que este comenzó a tener serios problemas económicos y decidieron venderlo. Para que no cayera en inadecuadas manos, el Codex Gigas se vendió a un monasterio localizado muy cerca de la ciudad de Praga, el cual, al poco tiempo de adquirirlo, comenzó también a tener serios apuros económicos. A finales del S. XVI, el emperador romano Rudolf II comenzó a obsesionarse con el Codex Gigas y con otros objetos muy conocidos relacionados con el ocultismo y la alquimia.

Conocedor de los gustos del Emperador, el responsable de la custodia del Codex Gigas, decide enviárselo al Emperador como presente. Es poco tiempo después de este regalo, cuando Rudolf II comenzó a enloquecer hasta que fue declarado no apto para gobernar y fue desterrado de su país e incluso de su propia familia. En el S XVII, el ejército sueco lo recuperó, pero todo lo sucedido a quienes lo han tenido, hace que expertos en el tema afirmen que está maldito, es un objeto que según los expertos hace que quien lo posea caiga en las garras del mal.

Actualmente el códice está contenido en una carpeta de madera, cubierto con cuero y adornado con metal en Praga, donde es custodiado y protegido por la historia y poderes que se afirma que posee.

A pesar de que muchos afirman que todo es parte de una leyenda negra que rodea al Codex Gigas, muchos científicos se interesaron por la verdad "empírica" del libro, de sus investigaciones se desprendieron resultados aun más inquietantes.

Una de las investigaciones, patrocinada por National Geographic, llegó a la conclusión de que era completamente cierto que la obra había sido escrita por una sola persona. Eso se desprendía del estudio que hicieron de la caligrafía, pero lo que llamaba la atención es que parecía ser una persona autodidacta, a razón de la sencillez del vocabulario, cosa que contrasta enormemente con la cantidad de información que se recoge en el Codex Gigas, información mucha de ella de imposible acceso para personas de la época. Pero sobre todo, lo que más les llamó la atención fue la increíble comprensión que tenía del Diablo...

Otro de los detalles que más debate provocó, fue el hecho de que, si bien estaban de acuerdo en que la obra había sido escrita por una sola persona, como había quedado demostrado, el tiempo mínimo que estimaban para escribir un libro como esa era de 25 a 30 años. Pero la tinta con laque está escrito el libro arroja datos completamente diferentes, ya que ésta demuestra que "La Biblia del Diablo" fue escrita en un plazo máximo de 72 horas. Esta afirmación se pudo hacer cuando fueron conscientes de que para escribir el Codex Gigas se utilizó sangre de insectos aplastados, lo que da una idea de la enorme cantidad de insectos que se necesitaron para escribir "La Biblia del Diablo".

Continuando con los datos empíricos, "La Biblia del Diablo" es la única Biblia del mundo en la que aparece la imagen del Diablo. Representado como mitad hombre mitad bestia, el dibujo representa la figura del Maligno solo, sin seguidores ni séquito, encerrado en lo que parece ser una especie de celda. Hay expertos que aseguran que esa imagen representa al propio monje en el momento en el que escribía el Codex Gigas, pero hay voces que afirman que simplemente es una imagen que homenajea y da las gracias al propio Diablo por la ayuda prestada.

Sea como fuere, sabiendo estos curiosos y oscuros datos, estando desde su escritura relacionada con el mismísimo Diablo, llama la atención que durante el período máss duro y represor en la historia de las religiones, la Inquisición, "La Biblia del Diablo" no fue prohibida, sino todo lo contrario, se permitió su estudio e investigación por parte de eminencias de la época.


Quienes han tenido la suerte o la desgracia de poder ver "La Biblia del Diablo", han afirmado que de forma irracional han sido atraídos por el famoso retrato del Diablo, haciendo imposible sacarlo de su mente o pensar en otra cosa. Es por ello que el dato de que el monje que lo escribió hizo un pacto con el Diablo cobra fuerza por parte de quienes han estudiado el Codex Gigas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...